Druida

~ Druida ~


Druida

La furia de la tormenta, la suave fuerza del sol matinal, la astucia del zorro, el poderío del oso; todo esto y más es lo que el druida puede controlar. Sin embargo, los seguidores de esta clase no afirman ser dueños de la naturaleza; según ellos, tal afirmación no es más que una vacía fanfarronería de los habitantes de las ciudades. El druida no gana su poder controlando la naturaleza, sino fundiéndose con ella. Para los que profanan las arboledas sagradas de los druidas o sienten la ira de éstos, tal distinción suele ser muy sutil.

Los druidas al igual que los clerigos reciben sus conjuros de una deidad patrona particular, siempre un dios de la naturaleza o animal. Sin embargo, los druidas no ven una division entre las deidades a las que sirven y las fuerzas de la naturaleza, para ellos son lo mismo. Aunque mucha gente solo piensa en bosques cuando se habla de un druida,, estos tambien se preocupan por los desiertos, lagos, montañas e incluso marjales de Faerun.

Alineamiento: neutral bueno, legal neutral, neutral, caótico neutral o neutral maligno.

Los druidas odian todo lo que es antinatural, incluyendo las aberraciones ( como los contempladores y los carroñeros reptantes) y los muertos vivientes (como los zombis y los vampiros). A veces dirigen ataques contra tales criaturas, sobre todo cuando estas invaden su territorio.

Los druidas lanzan conjuros divinos de forma muy parecida a los clérigos, aunque consiguen sus sortilegios a partir del poder de la naturaleza, no del de los dioses. Sus conjuros se orientan hacia la naturaleza y los animales. Además de conjuros, los druidas obtienen diversos poderes mágicos a medida que adquieren experiencia, incluyendo la capacidad de adoptar la forma de animales. Las armas y armaduras que los druidas pueden utilizar están limitadas por juramento tradicionales, no por una cuestión de entrenamiento. Nada les impedirá aprender a utilizar un mandoble, pero hacerlo violaría su juramento y les haría perder sus poderes druídicos. Los druidas evitan llevar encima demasiado metal trabajado porque este es un obstáculo para la naturaleza pura y primordial que ellos intentan encarnar.

En cuanto ala religión, los druidas suelen perseguir mas una espiritualidad mística de unión trascendente con la naturaleza que una devoción hacia una entidad divina. Aun así algunos adoran a Silvanus dios de la naturaleza, a Eldazh, Gueron Vientrom, Khauntea, Lurue, Malar, Mieliki, Nobanion, Shialia, Talos, Ubatao, Ulutiu y Umberli.

Trasfondo: Los druidas cuya organización suele pasar inadvertida a ojos de casi todos los forasteros (que los consideran gente solitaria), constituyen una sociedad que se extiende por todas las regiones, ignorando las fronteras políticas. Los aspirantes a druidas entran a formar parte de tal sociedad por medio de rituales secretos, incluyendo varias pruebas a las que no todos llegan a sobrevivir. Los druidas solo pueden emprender su propio camino tras haber adquirido cierto grado de experiencia.

Los druidas se agrupan en los llamados Circulos. Un circulo druidico es una asociacion de druidas, exploradores y barbaros, y de gente cuya causa es defender la naturaleza y los ideales que el circulo representa. Estos circulos se preocupan de manteneer el orden natural y el equilibrio en la naturaleza. Normalmente se encuentran en bosques, aunque existen circulos druidicos hasta en la ciudad de Aguasprofundas, reuniendose de forma secreta en sotanos y capillas consagradas. Los Circulos no suelen tener mas rango oficial que le del Orador (el nombre puede variar entre circulos), aunque los miembros siempre mantienen una jerarquia extraoficial basada en la edad, sabiduria y poder druidico. El Circulo de los Diecisiete Centinelas es el mas conocido en Amn, con su sede en el interior de los bosques del pais.

Todos los druidas se reconocen como hermanos y hermanas. Sin embargo, hay veces que compiten entre si o se aprovechan los unos de los otros, igual que hacen las criaturas salvajes.

Los elfos y los gnomos poseen cierta afinidad con las tierras naturales, y entre ellos es bastante común seguir la senda del druida. Los humanos y los semielfos también suelen pertenecer a esta clase, que es especialmente común en las tribus de humanos salvajes. Es muy raro que un enano, un mediano o un semiorco sean druidas.

Los druidas comparten con exploradores y bárbaros su reverencia por la naturaleza y su conocimiento de las tierras naturales. A los druidas no les gusta la devoción que los paladines tienen por los ideales abstractos que por el “mundo real”, no comprenden muy bien la forma de vida urbana de los picaros y consideran que la magia arcana es perturbadora y algo desagradable. No obstante, los druidas aceptan, ante todo. La diversidad y apenas se sienten ofendidos por los demás, ni siquiera por los que son muy distinto a ellos.

Multiclase: Un druida puede convertirse en Clerigo de si deidad patrona si esta asi lo permite, aunque lo normal es que no abandone su camino. Para escoger cualquiera otra clase debes consultar con un DM, pues necesitaria de un roleo especial y prolongado.

Botón