Hechicero

~ Hechicero ~


Hechicero

Los hechiceros hacen magia igual que los poetas escriben sus poesías: gracias a un talento innato, perfeccionado mediante la práctica. No tienen libros, mentores ni teorías, sólo tienen el poder en bruto que controlan a voluntad.

Algunos hechiceros afirman que la sangre de los dragones corre por sus venas, y puede que sea cierto; de todos es sabido que ciertos dragones poderosos pueden adoptar forma humanoide, e incluso tener amantes de ese tipo; además, demostrar que un hechicero no tuvo un antepasado dragón suele ser tarea difícil. A menudo, los seguidores de esta clase son asombrosamente bellos y poseen cierto exotismo que demuestra su insólita herencia. Aun así, la afirmación de que los hechiceros son dracónicos en parte puede ser una exageración infundada, inventada por ciertos seguidores de esta clase, o bien un chismorreo envidioso, concebido por aquellos que carecen del don de los hechiceros.

Muchos magos consideran que los hechiceros son solo unos practicantes inexpertos del Arte y siervos de poderes siniestros a los que es mejor dejar en paz. Algunas zonas de Faerun son mas tolerantes que otras, aunque con frecuencia los hechiceros se encuentran marginados y perseguidos.

El hechicero se va de aventuras para mejorar sus habilidades, pues la única forma de hacerlo es practicarlas una y otra vez. El poder del hechicero es innato y parte de su alma y su sangre, para muchos, desarrollarlo e ya una búsqueda, sin importar el uso que quieran hacer de el. Aquellos que usan su don para el bien sienten la necesidad de demostrar su valía ante los demás, mientras que los malignos se creen seres superiores y buscan aventuras para conseguir el poder que les permita dominar a los que están bajo ellos.

Fieles en su tendencia hacia el caos, los hechiceros veneran a todo tipo de deidades, siendo Mystra, Oghma, Selune y Shar las mas populares. Lazhander, Shondakul, Sune, Tempus y Tymora son frecuentes entre los hechiceros aventureros.

Al lanzar sus conjuros por un poder innato, su magia es mas intuitiva que lógica, conocen menos conjuros que un mago, y su poder crece con mayor lentitud, pero una vez alcanzado, nada les impide lanzarlos a voluntad y en mayor medida que un mago. Al no tener que someterse a tantos años de estudio, el hechicero suele haber aprendido mas habilidades de combate que un mago, y suelen defenderse mejor que estos.

Alineamiento: para el hechicero, la magia es un arte intuitivo, no una ciencia. La hechicería favorece más al espíritu libre, caótico y creativo que a la mente disciplinada; por tanto, los hechiceros suelen sentirse un poco más inclinados por el caos que por la ley. Trasfondo: los hechiceros desarrollan unos rudimentarios poderes al alcanzar la pubertad. Sus primeros conjuros son imperfectos, espontáneos, incontroblables y a veces, incluso peligrosos. Una familia en cuyo seno haya nacido un hechicero puede verse alterada por culpa de extraños sonidos y luces, llegando incluso a pensar que su hijo esta embrujado. A veces son expulsados de su hogar, a veces, alguno de ellos es lo bastante afortunado como para que se haga cargo de el otro hechicero que le enseñe a desarrollar su magia. Sin embargo, la mayoría de ellos están solos.

Multiclase: Un hechicero podria aprender distintas profesiones, pues su versatilidad les facilita el hacerlo. Guerrero(tras un tiempo de entrenamiento), Bardo, Picaro, podrian ser las opciones mas logicas y cercanas, pues raramente siguen los caminos de la naturaleza con un grado de compromiso cercano al del Explorador o el Druida. Para escoger cualquiera otra clase debes consultar con un DM, pues necesitaria de un roleo especial y prolongado.

Botón