Horus-Re

Horus-Re

Símbolo de Horus-Re

Señor del Sol, Amo de la Venganza, Faraón de los Dioses
Deidad mayor mulhorandina

Símbolo: Cabeza de halcón con corona de faraón ante un círculo solar
Plano natal: Heliópolis
Alineamiento: Legal Bueno
Ámbito: El sol, venganza, gobierno, reyes, vida
Adoradores: Administradores, jueces, nobles, paladines
Alineamiento de los clérigos: LB, LN, NB
Dominios: Bien, Justo Castigo, Ley, Nobleza, Solar
Arma predilecta: «Un ankh» (khopesh)

Horus-Re es una deidad confiada que cree con firmeza en el concepto mulhorandino de maat (justicia, honor, orden y derecho). Más que un código de caballería el maat es el estado natural del universo y se espera que todas las cosas se conformen a él. Sólo haciendo esto pueden los ciudadanos de Mulhorand estar en paz con los dioses y vivir una vida feliz. Horus-Re cree que Mulhorand es eterno, y para promover esa eternidad uno debe rechazar cualquier cambio, por lo que Horus-Re intenta desalentarlos siempre.

Sacerdote de Horus-ReLa iglesia de Horus-Re está organizada de manera estricta, y su jerarquía está entrelazada firmemente con las instituciones de gobierno mulhorandino. Los clérigos de Horus-Re son prefectos (gobernadores provinciales y gobernantes de las ciudades) y administradores; controlan vastas porciones de tierra y miles de esclavos. La posición de gobierno más poderosa en Mulhorand tras el faraón es el visir, un puesto que tradicionalmente ha ocupado el clérigo de mayor rango de Horus-Re. Antes de la era de los Trastornos el clero de Horus-Re estaba tan ocupado gobernando y enredándose en luchas internas políticas que tenía escasísimo tiempo para la verdadera religión. Desde la era de los Trastornos el faraón de Mulhorand ha intentado reorientar esta cultura altamente politizada hacia un mayor fervor religioso, con intención de extender la fe y aumentar el número de adoradores de Horus-Re en Faerûn. Sus esfuerzos están consiguiendo algún éxito, pero son en cierto modo confusos para muchos mulhorandinos que están, al fin y al cabo, acostumbrados a vivir durante siglos de escasos cambios. Estos esfuerzos están dirigidos conjuntamente con los esfuerzos para expandir la esfera de influencia de Mulhorand en Únzher y las tierras que se han separado desde las épocas del máximo esplendor del último imperio.

Los clérigos de Horus-Re rezan para sus conjuros cuando el sol está en el cenit, la ceremonia más importante del día, ya que es el momento en que Horus-Re brilla con más fuerza sobre todo Mulhorand. Inmediatamente antes del mediodía la mayoría de los habitantes de Mulhorand se reúnen delante de las numerosas terrazas que salen de los templos del señor del Sol. Los clérigos de Horus-Re realizan entonces un sermón diario conocido como el Aspirante al cénit. Además, cada amanecer saludan el regreso de su señor con una serie de plegarias de bienvenida conocidas como la Salutación del señor. Por la tarde el clero de Horus-Re reza para proteger a Mulhorand durante las horas nocturnas en una ceremonia nocturna conocida como el Ceñido de la Guardia, que incluye un ceremonial en el que se ciñen armas ceremoniales. El día sagrado anual más importante es el día de Estival, en el que todos los clérigos de Horus-Re se reúnen en sus templos para cantar sus alabanzas. A diferencia de lo que ocurre en prácticamente todo el resto del año, este es un día de verdadero fervor religioso y para celebrarlo prácticamente todo el gobierno de Mulhorand detiene su marcha. Los eclipses solares son considerados una reafirmación del gobierno eterno de Horus-Re. Muchos clérigos se hacen multiclase como campeones divinos, discípulos divinos o paladines.

Historia/Relaciones: Horus-Re fue en el pasado Horus, un dios exaltado que chocaba con frecuencia con Set. Después de la muerte de Ra durante las guerras de Puerta del orco, Horus se convirtió en Horus-Re, deidad en jefe del panteón de Mulhorand. Al hacer esto, Horus-Re se ha vuelto muy similar en personalidad a Ra, y permanece poco de la personalidad original de Horus. Aunque en principio todas las deidades del panteón mulhorandino responden ante Horus-Re, sólo Isis, Osiris y Thot pueden ser realmente considerados como aliados. Irónicamente, Horus-Re está preocupado por las acciones de su primo, Anhur, un agresivo defensor del cambio y el conflicto, y normalmente contradice o se opone a las posiciones que toma Anhur, con frecuencia ordenando a su clero que tome contramedidas activas. El mayor enemigo de Horus-Re es Set. Lazhánder, otra deidad relacionada con el sol, tiene un interés comprensivo con Horus-Re, porque recuerda la vieja personalidad de Horus-Re, que era muy parecida a la suya.

Dogma: El Bien, el honor y el orden son el estado natural, y lo que conduce al mal, la traición y el caos es por derecho innatural y el enemigo. Guía a Mulhorand con el ejemplo, y deja que tus obras hablen de tus intenciones. El bien y la armonía vienen de vivir con el maat en lugar de luchar contra él. Las leyes existen para traer la prosperidad a aquellos que están bajo ellas. El faraón y la iglesia de Horus-Re gobiernan con la guía de Horus-Re y ponen las leyes y las guías de las acciones honorables de acuerdo con la tradición de Mulhorand. No realices cambios ni tomes decisiones apresuradas, ya que sus consecuencias son siempre sospechosas y pueden socavar el firme gobierno de la eternidad. Protege a los débiles y venga todas las injusticias. Castiga a los traidores con justa venganza.

Botón