Los Elfos Oscuros

Los elfos oscuros

Introducción

Regiones: Infraoscuridad, Cormanzhor (superficie).

Dotes Raciales: Bendición de Lolt, Drow de alta cuna, Levitación mejorada, Jinete arácnido, Oscuridad.

Lenguas: La mayoría de los drow hablan élfico, infracomún y un lenguaje apropiado a su región natal. Aquellos con tiempo y dedicación, especialmente los guerreros, aprenden el lenguaje de signos drow o idiomas empleados habitualmente por los seres que habitan cerca, incluyendo el abisal, el común, el dracónico y el trasgo. Generalmente aprenden los idiomas habituales que se hablan en la superficie cerca de las entradas a su zona de la Infraoscuridad.
Todos los drow saben leer y escribir, excepto los bárbaros.

De las distintas subrazas élficas, ninguna es tan notoria como la de los elfos oscuros. Descendientes de la subraza original élfica de piel oscura (los Ssri-Tel-Quessir), los drows fueron malditos con su presencia actual por las deidades élficas buenas, como castigo por seguir a la diosa Lolt en su camino de maldad, corrupción y traición.

Rasgos físicos y psicológicos generales: Los drows tienen una piel negra que se asemeja a la obsidiana pulida y un pelo blanco puro o un amarillo pálido. Habitualmente tienen los ojos de color sangrfe, aunque no son desconocidos los ojos pálidos (tan pálidos que parecen blancos) con brillos de color lila pálido, plata, rosa o azul. Tienden a ser más bajos y delgados que la mayoría de los elfos.

La mayoría de los drows de ls superficie son malignos y adoran a Vhaerun, pero algunos parias y renegados tienen una actitud más neutral e incluso existen grupos de drows buenos adoradores de Eilistrey y a otras deidades que no pertenecen al panteón drow tradicional.

Aunque están divididos en interminables agravios y cismas (actitud que dicen deriva de la propia maldición de Corellon y de la naturaleza traicionera adquirida por la adoración a Lolt), los drows están unidos por un terrible deseo: destruir a los elfos de la superficie. Por lo que a ellos se refiere, demostraron ser la raza superior en la cuarta Guerra de la Corona, y el hecho de que el Panteón élfico (y Corellon en particular) los castigase por su éxito es un veneno que se agita eternamente en sus corazones y sus mentes. Hierven de odio hacia el panteón élfico y sus consentidos hijos y no desean nada más que volver a la superficie y llevar a los elfos un sufrimiento miles de veces mayor que el que los drow se han visto obligados a soportar durante los últimos 10000 años.

La longevidad de los drows es la propia de los elfos en general.

Historia

Al principio, los Ssri-Tel-Quessir fueron la raza que más éxito tuvo de todos los colonos elfos que llegaron al nuevo mundo de Faerun desde el Reino de las Hadas hace 25000 años. La nación de Ilyzhiir se convirtión rápidamente en una de las más poderosas de las jóvenes naciones élficas. Pero los Ssri-Tel-Quessir, no solo fueron los elfos con más éxito de su tiempo, sino también los más crueles, agresivos y celosos. A pesar de sus logros, envidiaban también los de sus vecinos. Mientras la primera Guerra de la Corona proseguía con furia al norte, los elfos oscuros llevaron su propia guerra a sus vecinos, buscando dominar los reinos élficos del sur.

Tras fracasar por tercera vez en sus intentos de sojuzgar a los reinos vecinos, los elfos oscuros de Ilyzhiir se volvieron hacia una nueva y secreta deidad tutelar al comienzo de la cuarta Guerra de la Corona. Volvieron su lealtad hacia el panteón élfico desterrado en el Laberinto de los demonios, y a Lolt en particular. La Reina Araña y sus compañeros exiliados (con excepción de Eilistrey) entregaron a los elfos oscuros grandes poderes mágicos, aliados infernales y ayuda a cambio de su alianza causando grandes estragos entre los demás reinos élficos del sur.

Pero su victoria duró poco. Corellon, llevado por la ira por la traición y las atrocidades cometidas por los elfos oscuros, maldijo a los elfos de Ilyzhiir, los transformó en drows y los desterró del mundo a la superficie, exiliándoles a la infraoscuridad. Fueron conocidos como los dhaerow (palabra élfica que significa traidor) que con los siglos ha sido la palabra que ha dado nombre a esta raza: drow.

Después de su destierro, los drows vivieron como nómadas, carroñeros y bestias. Finalmente, por medio de la guía de Lolt, volvieron a unirse como raza y comenzaron a aprovechar su situación, colonizando grandes regiones de la Infraoscuridad. Las primeras civilizaciones drow fueron establecidas en el sur de Faerun alrededor del 9600 aCV. En el 9000 acV los drow se apoderaron de la gran caverna de Bhaerynden, que pertenecía a los enanos dorados, y establecieron el primer gran reino drow, Telantiwar. Pero la maldición de Corellon surgió de nuevo con fuerza y se vieron envueltos rápidamente en terribles guerra civiles, cuyo resultado fue una serie de enormes explosiones mágicas que colapsaron las cavernas de su nación y formaron la Gran brecha al sur de Faerun.

Los pocos drows que sobrevivieron al cataclismo se desperdigaron, habitando lentamente regiones cada vez más alejadas de sus tierras natales del sur. Con el tiempo construyeron docenas de ciudades en la infraoscuridad, un gran logro para gente predispuesta a la traición, las luchas y la guerra civil.

Sshamazh, la ciudad de los Tejidos Oscuros, fue fundada bajo las Colinas Lejanas en 4973 aCV. Menzoberra la Descastada, una Suma Sacerdotisa de Lolt, estableció la ciudad de Menzoberranzan en 3917 aCV. La casa Nasadra, exiliada de esta última, fundó Ched Nassa en el 3843 aCV. Otras muchas ciudades menores yacen bajo otras zonas de la superficie, ejerciendo algunas veces su influencia sobre las tierras de la superficie como la conquista del reino humano de Dambrath a manos de los drows de T´lindhet en el 804 CV o los largos siglos de gobierno de Maerimydra sobre el valle de las Sombras hace cientos de años.

Recientemente los drows han comenzado a extender su influencia sobre la superfice como nunca había ocurrido, trasladándose a ciudades élficas abandonadas. Han comenzado a entrenarse y habituarse para poder actuar en la brillante superficie del mundo. Para su sorpresa y disfrute, se han encontrado con que debido a la Retirada de los elfos, la presencia de elfos de la superficie es mucho menor y menos organizada de lo que habían anticipado.

Pequeños grupos drows opuestos a este retorno (no obligatoriamente benignos) han realizado esfuerzos para alertar al mundo de la superficie de esta nueva amenaza, pero todavía no ha aparecido resistencia organizada a la invasión drow del mundo de la superficie. Algunos piensan que no hay que preocuparse en exceso, pues la maldición y su naturaleza traicionera hará acto de presencia más temprano que tarde y hará que los drows se lancen en una vorágine de guerras intestinas que los debiliten volviendo a la infraoscuridad.

Psicología Racial

Los drows son en general sádicos, destructivos y traicioneros. Se ven así mismos como los legítimos herederos de Faerun y todavía recuerdan la injusticia de su exilio a la infraoscuridad y la maldición de Corellon. Odian a las demás razas y desean hacerles la guerra o ven a los demás con desprecio o solo tolerándolos para comerciar, para exclavizarlos o como aliados militares temporales.

Apenas hay espacio para el amor y la amistad en la sociedad drow. Pueden valorar las alianzas con otros miembros de la familia o conocidos, pero ningún drow confía plenamente en otro. Los drow forjan alianzas cuando son más poderosos que sus aliados, poseen alguna información secreta valiosa o tienen un enemigo común que sobrepasa su odio mutuo. Incluso entonces, mantienen alerta sus ojos y oídos al menor indicio de traición. La consigna de un drow bien podría ser “hazselo a los demás antes de que te lo puedan hacer a tí”.

Por supuesto, siempre hay excepciones. Un pequeño número de drow han llegado a valorar su posición en la Infraoscuridad y ahora se consideran como verdaderos nativos de su reino oscuro. No sienten deseos de regresar a la superficie y quieren en cambio gobernar las profundidades en lugar de luchar por recuperar un reino que no tienen interés en gobernar.

Más raros son aquellos escasos drow que han expiado su pasado maligno y consideran a sus compañeros como monstruos que deben ser detenidos. Estos drow son, tanto habitantes de la superficie que luchan por ser aceptados en nuevas sociedades, como fugitivos que habitan en cavernas apartadas. Con esta nueva expansión a la superficie más drow que nunca han sido expuestos a la verdad de la superficie, y muchos se están dando cuenta de los engaños de Lolt y que el decreto de Corellon fue una verdadera maldición al alejarlos de la superficie, viendo que es mucho más hermosa de lo que los agentes de Lolt y sus parientes les obligaron a creer. Es posible, con la aceptación y el valor adecuado, que el número de drow neutrales o de alineamiento benigno se dispare en los años venideros. El sacerdocio de Eilistrey se encuentra al frente de este movimiento, intentando convertir la guerra drow de la superficie en una conversión en masa de los terribles hábitos de los elfos oscuros.

Los elfos oscuros son conocidos por su habilidad como clérigos, guerreros, pícaros y magos. Mientras que la mayoría de los drow están dotados naturalmente para sobresalir casi en cualquier profesión que llame su atención, su sociedad tiene una larga y apreciada habilidad con las armas (guerreros), el poder divino (principalmente en manos de sacerdotisas de Lolt) y el poder arcano (principalmente en manos de magos varones).

Asímismo, todos los drows sienten una profunda admiración por el sigilio, la astucia y el cuchillo inesperado en la oscuridad (pícaros, asesinos, danzarines sombríos). Los elfos oscuros están bien dotados para ser bardos pero pocos siguen este camino; la exhuberancia del bardo no encaja bien en la sociedad drow. Los exploradores drow son valiosos también patrullando los túneles de la Infraoscuridad y descubriendo las amenazas a las grandes ciudades de elfos oscuros. Los drows no se hacen multiclase a menudo, su sociedad tiende a recompensar la especialización en los roles y habildades esperados.

Clase predilecta: Siglos de tradición y presión social han desembocado en un cisma entre hombres y mujeres. Las mujeres drow son aceptadas por la sociedad como clérigas debido a que la Reina Araña prefiere a los clérigos de su propio sexo. Como resultado, la clase predilecta de una mujer drow es clérigo. Para los varones la clase predilecta habitual es la de mago.

Clases de Prestigio: La clase de prestigio habitual entre los drow es la de asesino. Muchas ciudades tienen prestigiosas e infames academias que entrenan a los jóvenes en filosofías de la muerte. Los guardias negros son también cómunes entre los drows, así como otras clases de prestigio divinas como el campeón divino. Cualquier drow que desee medrar en su sociedad haría bien en vincularse a la fe de Lolt.

Sociedad

Los drow viven en sociedades militarizadas, con una fuerte base religiosa. Sociedad matriarcal por antonomasia, su sociedad está gobernada por las sacerdotisas más poderosas. Los drow no forman naciones pero se congregan en poderosas ciudades estado comerciando unas con otras o manteniendo guerras abiertas.

Una típica ciudad drow está gobernada por un grupo de poderosas familias drow, la más fuerte de las cuales gobierna ella misma la ciudad. Cada familia a su vez, está gobernada por una Madre Matrona, habitualmente una poderosa sacerdotisa de Lolt. Las luchas internas son frecuentes, incluso esperadas. El estatus de poder de las familias cambia casi a diario, aunque las 5 o 10 familias mejor colocadas suelen ser más estables.

Las ciudades drow tienen a una organización caótica, ya que las familiar más fuertes ocupan el mejor territorio para ellas mismas y dejan a los drow plebeyos construir sus barracas y alimentarse de la manera que deseen y puedan. Habitualmente un gran templo público dedicado a Lolt está situado en la misma zona que la hacienda de la familia gobernante. La ciudad misma es una mezcla caótica de decenas de estilos arquitectónicos. Para la mayor parte de la población, la pobreza, la opresión y la desesperación son el día a día.

Más allá de la ciudad se encuentran enormes granjas donde los esclavos crían al Rozhé de las profundidades (una especie mezcla de búfalo y buey, ede cortas patas, bajo y muy robusto) los hongos comestibles y otros productos necesarios para la supervivencia. Las guarniciones del ejército de la ciudad (segregadas por sexos) están ubicadas cerca junto a las academias de magos, bardos, pícaros, asesinos y expertos en otros campos como los psiónicos o los guerreros psíquicos. A menudo una ciudad forja una alianza con un poderoso habitante de la Infraoscuridad, animando a la criatura a que establezca su guarida en las cercanías.

Los drow de la superficie todavía tienen que formar por sí mismos algo pareceido a una sociedad viviendo como parias y ermitaños, interactuando con las sociedades establecidas solo cuando es necesario.

Magia

Los drow han desarrollado una increíble cantidad de conjuros únicos. Muchos de ellos han salido a la superficie y son bien conocidos. Los drow tienen una afinidad particular por los conjuros y efectos de levitación, y a menudo construyen estructuras y defensas que requieren levitar para ir de un nivel a otro.

También sienten una afinidad por los glifos mágicos y las runas, y protegen sus hogares con potente magia. Los glifos son similares a aquellos creados con conjuros como glifo custodio, excepto que permanecen en su lugar incluso después de descargar su poder. Los glifos drow se enmarcan en tres categorías:

Glifos indicativos: utilizados en áreas de patrulladas o utilizadas pero no habitadas.
Glifos sagrados: colocados por clérigas de Lolt para proteger áreas de la Reina Araña.
Glifos de defensa: desarrollado por las casas nobles para proteger sus hogares.
Estas runas son colocadas por clérigos drows que se han especializado en grabadores de runas y a menudo contienen conjuros únicos.

Objetos: Los drow sienten un aprecio particular por las armas y armaduras mágicas. Debido a que son egoístas y paranóicos, los drow fabrican a veces sus propios objetos mágicos para que sólo puedan ser utilizados por los drows.

Los drow a menudo utilizan armas envenenadas siendo su favorita una potente toxina aturdidora (extraida de un hongo negro que crece como grandes manchas de petroleo en la Infraoscuridad) para capturar vivos a los prisioneros. Varios depredadores naturales de la infraoscuridad, como escorpiones, gusanos púrpura y especialmente arañas, son también fuentes habituales de veneno.

Los drow prefieren luchar con armas que saquen partido de su destreza, por lo que los estoques son una de ellas. También son hábiles con las ballestas de mano. Llevan cotas de mallas o camisotes de malla de mithril desdeñándo la mayoría de las demás armaduras que dificultan su agilidad o velocidad.

Los drow no tienen mascotas. No buscan lealtad, solo dominio. Por consiguiente, muchos mantienen a su esclavo favorito como sirviento o exclavo personal. Estos son en realidad poco más que mascotas para sus amos drows y son tratados como tales.

No obstante, debido al culto a Lolt las alimañas más usadas son las arañas. Bien pequeñas (pequeña como una rata) para que vaguen por las calles como control de plagas, bien gigantes para usarlas como monturas o guardianes. Los drows también utilizan razas de lagartos subterraneos para usarlos como animales de carga o incluso como monturas. Otras criaturas usadas son los murciélagos de todos los tamaños como exploradores o alarmas.

Generalmente, los drow traen peligrosos ajenos del Laberinto de los demonios para que sirvan como guardianes o secuaces.

Religión

Los drow adoran a un grupo de deidades conocidas como el Panteón élfico oscuro. Estas deidades fueron expulsadas hace milenios y exiliadas al Laberinto de los demonios. Dirigidos por Lolt, la Reina Araña es la principal deidad adorada por los drow.

La segunda deidad drow más popular es Vhaeraun, adorado por la mayoría de los drow de la superficie. Los otros dioses permanecen en un segundo plano, ya sea porque están demasiado absortos en sus propios intereses (como Ghónador) o demasiado temerosos o acomodados como servidores de Lolt (como Kiaransali y Sevetarm).

Una excepción notable es Eilistréy. Cuanto más y más drow vuelven hacia la superficie intentando expandir sus dominios, un mayor número de ellos abandonan sus prácticas malignas convirtiéndose a la Iglesia de Eilistréy. Esta ha intensificado en los últimos tiempos sus esfuerzos para salvar a los drow de sus hábitos destructivos.

Relaciones con otras razas

Los drow consideran a otras razas como rídiculas y despreciables. Tienen una pobre opinión incluso de sus antiguos aliados. Contra la mayoría de las razas reaccionan con odio y guerra total. Debido a que han erigido su sociedad basándose en la noción de que el camino del poder yace en la dominación de razas menores o en la erradicación de aquellas razas que supongan una amenaza, los prisioneros capturados generalmente terminan sirviendo como exclavos o muertos.

Orcos, grandes trasgos, ogros y otros humanoides salvajes son exclavos habituales. La mayoría de las casas drow poseen dos o tres exclavos por cada drow en la casa. La cría y venta de esclavos es un negocio floreciente en las ciudades drow ya que estos realizan todas las tareas domésticas y no cualificadas.

No obstante el verdadero objetivo del odio drow es reservado para los elfos de la superficie. Actúan con rapidez y crueldad para aprovechar cualquier oportunidad de llevar dolor, sufrimiento y muerte a cualquier elfo que encuentren. Incluso los pocos elfos malignos que hay en la superficie son vistos como enemigos. Los drow a veces pactan treguas con otras razas o individuos si esto les ayuda a conseguir sus siniestros objetivos, pero esas treguas suelen ser temporales. Es sólo cuestión de tiempo que el drow se vuelva contra sus aliados.

Botón