SemiOgro

Semiogro (requiere permiso DM)

Semiogro

Las mismas fronteras salvajes que producen semiorcos a través de la unión entre tribus bárbaras de humanos y orcos son el lugar donde uno puede encontrar mas frecuentemente a los semiogros. Ogros y humanos luchan en tiempos de guerra y comercian en tiempos de paz. Los ogros valoran la inteligencia y la adaptabilidad humanas mientras que los humanos aprecian la fuerza y resistencia de los ogros. Los semiogros resultantes de las uniones entre ambas especies usualmente heredan una buena mezcla de las características de sus padres, y pueden encontrarse en cualquiera de las comunidades de sus progenitores (donde su estatus social variara de acuerdo con los sentimientos locales).

Los semiogros aman los placeres simples como comer, beber, alardear, pelear, tocar el tambor y bailar salvajemente. Muchos dicen ser capaces también de cantar, pero el resto de las razas lo pone en duda. Los somiogros son muy propensos a considerar que los entretenimientos mas refinados como la poesía, la danza y la filosofía son herramientas mediante las cuales los demás pueden burlarse de ellos.

Personalidad: Los semiogros son lentos de pensamiento y rápidos en la ira. Mientras que un semiorco entiende las alternativas a la acción, los semiogros generalmente no lo hacen. Aquellos que lo hacen, no obstante, adquieren el suficiente autocontrol como para vivir en tierras civilizadas.

Descripción física: Los semiogros son mas altos que los humanos o los semi-oros, pero no tanto como los ogros de pura raza. El color de su piel varia entre el amarillo apagado al marrón. Su gruesa piel muestra a menudo oscuras verrugas.

Relaciones: Al ser uno de sus progenitores un gigante, los semiogros suelen recibir un trato severo por parte de los enanos y los gnomos. Por supuesto, tampoco están en buenos términos con los elfos, los humanos o los halflings. Cada semiogro encuentra su forma de ser aceptado por aquellos que odian a sus primos ogros. Muchos intentan ser tan duros que los otros no tengan mas remedio que aceptarlos. Otros pocos demuestran piedad y buen corazón en publico (sean o no genuinos tales gestos). Por otro lado, comprenden los prejuicios que los semiorcos deben soportar y generalmente suelen llevarse bien con ellos.

Alineamiento: Los semiogros heredan la tendencia al caos de sus progenitores ogros, pero, al igual que sus parientes humanos, no muestran ninguna tendencia especial al bien o al mal. No obstante, los semiogros nacidos entre ogros y que viven sus vidas entre ellos tienden a ser malvados…

Tierras de los semiogros: Los semiogros no tienen tierras propiamente dichas. Muy a menudo viven con ogros. De las demás razas, los humanos son los que se muestran menos reacios a aceptarlos, por lo que los semiogros que no viven con sus parientes gigantes habitan en tierras humanas.

Religión: Al igual que los ogros, muchos semiogros veneran a Vaprak el Destructor. El voraz Vaprak es caótico malvado. Es una deidad del combate, la destrucción, la agresión, el frenesí y la avaricia. Esta asociado con los dominios de Caos, Destrucción, Mal y Guerra. Su arma favorita es la gran clava. Los semiogros bárbaros o guerreros suelen reverenciarlo como dios de la guerra, incluso si ellos mismos no son malvados. Erythnul también cuenta con muchos semiogros entre sus adoradores. Los adoradores de Erythnull o Vaprak que están cansados de explicarse, o que no quieren dar a las demás razas aun mas motivos para desconfiar de ello, simplemente no hacen pública su religión. Los semiogros que quieren reforzar su conexión con su herencia humana siguen a deidades humanas, y pueden ser muy generosos en sus muestras de piedad.

Lenguaje: Los gigantes, que no poseen un alfabeto propiamente dicho, suelen usar la escritura enana en los raros casos en los que alguien quiere escribir en ogro. La mayor parte de dichas inscripciones aparecen en forma de graffitis.

Nombres: Un semiogro típicamente escoge un nombre que le ayude a causar la impresión que desea que los demás tengan de él. Si quiere adaptarse a los humanos, escogerá un nombre humano. Si desea intimidar a los demás, escogerá un gutural nombre ogro. Un semiogro criado por sus parientes humanos recibirá un nombre normal entre los de su entorno, pero puede recibir cualquier otro una vez abandone su tierra natal. Algunos semiogros, por supuestos, no son demasiado brillantes a la hora de escoger sus nombres con acierto. Los nombres de semiogros son los suficientemente parecidos como para que los jugadores puedan escogerlos de las listas de los orcos (ver los semiorcos en el capitulo 2 del Manual del Jugador) cuando estén creando sus personajes.

Aventureros: Los semiogros que viven entre humanos suelen tener de forma casi invariable profesiones violentas en las que puedan dar a su fuerza un buen uso. Frecuentemente rehuidos por la gente normal, los semiogros suelen ser aceptados con mas facilidad por los aventureros, muchos de los cuales son igualmente vagabundos e intrusos.

Idiomas automáticos: Gigante y Ogro.

Ajustes de los semiogros a las características: +6 a Fuerza, -2 a Destreza, +2 a Constitución, -2 a Inteligencia, -2 a Carisma. Los semiogros son criaturas grandes y musculosas sin una gran inteligencia o refinamiento.

Aptitudes especiales: Apariencia de semiogro, Raza gigante, Tamaño grande (penalizador de -1 a la CA y al ataque, penalizador de -4 a las tiradas de esconderse y pueden empuñar armas grandes con una sola mano), Bonificador de +4 a la armadura natural, Incremento de velocidad (+25%), Aprendizaje rápido (ganan 1 dote adicional a 1.er nivel) y Habilidoso (4 puntos de habilidad adicionales a 1.er nivel, más 1 punto de habilidad adicional en cada subida de nivel).

Ajuste de nivel: +1. Los semiogros son ligeramente más poderosos y ganan experiencia de forma más lenta que la mayoría de las otras razas comunes de Faerûn.

Zona de inicio: Distrito norte de Murann.

Cómo selecciono esta raza/subraza: Elige de raza humano, pon Semiogro en subraza y no tengas alineamiento bueno. Si incumples alguna de estas restricciones, el mismo servidor no te dejará jugar.