Set

Set

Símbolo de Set

El Profanador de la Muerte, el Señor de la Carroña, el Padre de los Chacales
Deidad intermedia mulhorandina

Símbolo: Serpiente enroscada
Plano natal: Heliópolis
Alineamiento: Legal Maligno
Ámbito: El desierto, destrucción, sequía, noche, putrefacción, serpientes, odio, traición, magia del mal, ambición, veneno, asesinato
Adoradores: Asesinos, guardias negros, salteadores, criminales, pícaros, ladrones, saqueadores de tumbas, magos
Alineamiento de los clérigos: LM, LN, NM
Dominios: Aire, Estirpe Escamosa, Ley, Magia, Mal, Odio, Oscuridad
Arma predilecta: «La Lanza de la Oscuridad» (lanza larga, corta o media lanza)

Sacerdote de SetSet es la celosa personificación del mal. Siendo un dios frío y calculador, siempre actúa contra los intereses de los mulan y del panteón mulhorandino. El Padre de los chacales siempre está buscando medios de reclutar nuevos seguidores y perturbar a las iglesias de otras deidades de Mulhorand. A pesar de su naturaleza odiosa, Set cuida atentamente a sus seguidores y no traicionará o abandonará voluntariamente a su gente, ya que encuentra práctico mantener su lealtad. Set puede ser realmente grácil y encantador cuando se le encuentra por primera vez, pero revela su verdadero aspecto muy rápido. Disfruta con la maldad y no busca excusas para su crueldad o sus acciones malignas. Nunca ríe salvo cuando está disfrutando del dolor de otro ser, y se dice que el sonido de su risa es como el último estertor de muerte de una criatura. Desde el punto de vista de Set los mortales son tan sólo herramientas útiles que pueden ser destruidas o cuidadas, según sea apropiado.

La iglesia de Set está ordenada en una estricta jerarquía que responde directamente a la deidad. Los clérigos de Set están encargados de socavar y derribar la teocracia de Mulhorand, y dedican sus días a ejecutar planes sutiles y despiadados para alcanzar sus metas. Sólo la eterna vigilancia de las otras deidades y de sus fieles evita que la mayoría de estos planes tengan éxito. Los clérigos de Set con frecuencia supervisan las actividades de ladrones, asesinos y otros seres malvados, incluso si veneran a Máscara. Muchos salteadores y saqueadores de tumbas adoran a Set y utilizan estas actividades para financiar sus planes al mismo tiempo que se mofan y denigran a las deidades y creencias de otras fes. El clero de Set dirige varias órdenes de asesinos. A estos clérigos no les está permitido traicionar a los miembros de la orden y siempre deben trabajar para promover la «hermandad del mal».

Los clérigos de Set rezan para sus conjuros por la noche, en el momento en que la tierra esté más oscura. No tienen días sagrados formales. En su lugar, realizan sus ceremonias y sacrificios importantes cada vez que logran una victoria de relevancia en el nombre de Set. Cuando un suplicante busca unirse a la hermandad del mal como miembro de pleno derecho debe pasar la Prueba de la ponzoña. Esta ceremonia requiere que el suplicante camine a través de un foso de serpientes venenosas o escorpiones. Los aspirantes a clérigo que sobreviven a la ceremonia son admitidos en el clero. Especialmente irritante para el clero de Osiris y Neftis es la ceremonia de reconsagración realizada por los ladrones de tumbas que sirven en el clero de Set. Esta ceremonia implica la completa desolación de una cámara funeraria, la creación de un altar sacrílego a Set, el saqueo del tesoro de la cripta y la animación de los cuerpos como muertos vivientes. Muchos clérigos y druidas se hacen multiclase como asesinos, guardias negros, discípulos divinos, buscadores divinos, pícaros o magos.

Historia/Relaciones: Set, hermano de Osiris, es la deidad más maligna de las adoradas en Mulhorand. Hijo de Geb y de Nut, su nacimiento fue terrible, ya que se abrió camino él mismo desde el vientre de su madre y salió al mundo como una cosa espantosa y repugnante. Desafió la autoridad de Osiris por el liderazgo de los dioses tras la muerte de Ra durante las guerras de Puerta del orco, mató a Osiris (que posteriormente fue devuelto a la vida por Isis) valiéndose de artimañas y fue tras ello derrotado por Horus-Re y expulsado. Ahora Set intriga contra todos los mulhorandinos, con la excepción de Sebek, al que explota. Su única aliada es Tiamat, ya que ambos dioses han hecho causa común en socavar el poder de las demás deidades de los Antiguos imperios. Su reciente excursión fuera de Mulhorand ha atraído la atención de Perdición, Cyric y Talos, todos los cuales desean robar su poder.

Dogma: El fin justifica los medios, y la vida es una lucha que será ganada por los poderosos y los implacables. La lealtad a los compañeros es admirable siempre que promocione la causa de Set, y al final, cuando Set acceda al trono que le corresponde, los que le hayan servido bien serán justamente recompensados. Destruye los cleros de Horus-Re y Osiris, acelerando así el establecimiento de Set en el lugar que es suyo por derecho como rey-dios de Mulhorand, y extiende el culto de Set a través del mundo. Sacrifica por igual riquezas y seres inteligentes a Set.

Botón