.

Sede: Castillo de Minsor (Orden del Radiante Corazón)
Miembros: Casi 150 caballeros y 200 escuderos o pajes entre miembros de la Orden del Radiante Corazón, la antigua orden del Fénix y la Sagrada Alianza.
Jerarquía: Militar y Eclesiástica.
Líder: La Orden del Muy Radiante Corazón (consejo de 25) ♦ Religiones: La Casa de la Triada principalmente. Unos pocos caballeros de Lazhánder, Bahamut, Yelmo, Siamorfe y los Arcontes Celestiales.
Alineamiento: LB, NB y LN.
Símbolo: Un corazón estilizado. En Minsor se ha añadido una corona de tres puntas (representando la Triada y el principado) y unas alas de ángel.

La más prestigiosa de todas las órdenes de caballería, la Orden del Radiante Corazón es una fraternidad de caballeros, clérigos y monjes bondadosos que operan a lo largo de Faerûn con el objetivo de preservar el bien, la justicia y el orden.

La cúpula de la organización, la Orden del Muy Radiante Corazón está formada por veinticinco prestigiosos miembros vitalicios —la mayoría de edad avanzada—. Que se reúnen el primer día de la primavera en fastuosos castillos cedidos por príncipes y reyes. Y actúan más como un grupo de encuentro social donde compartir anécdotas y experiencias que como una organización activa que luche contra el mal. Pertenecer a este selecto grupo —que nunca sube ni baja de los veinticinco miembros— es quizás el honor más importante que puede recibir un paladín. No hay orden más prestigiosa y valorada, entre sus miembros se encuentran reyes y príncipes, poderosos sumos sacerdotes y viejos héroes de caballería. Todos ellos dedicados a la Casa de la Triada. O al menos eso cuentan las leyendas.

Los jóvenes aspirantes a este enorme privilegio se reúnen en la Orden del Radiante Corazón. Esta sí actúa como una orden de caballería activa en la lucha contra el mal. Fuertemente jerarquizada y militarizada. Los miembros pueden ingresar a la tierna edad de los diez años, donde son entrenados como pajes, después escuderos y finalmente aspirar a ser caballeros de pleno derecho. Los Maestres de la Orden son aquellos caballeros más veteranos dentro de la organización y los líderes en el campo de batalla.

En el Valle de Minsor el Príncipe Prelado dirige la organización gracias a ser uno de los veinticinco miembros vivos de la Orden del Muy Radiante Corazón. Los caballeros de la Orden patrullan el principado como guardias juramentados pero tienen permiso para viajar fuera del valle en pos de la lucha contra el mal y la ayuda de los más necesitados.

El castillo de Minsor, centro de poder de la Orden del Radiante Corazón.

El origen de la Orden del Muy Radiante Corazón es desconocido para la mayoría y solo unos pocos elegidos podrían recordar su origen. En cambio su historia en Amn es mucho más reciente. Es difícil adivinar cuál fue el motivo por el que el Consejo de los Seis cediera uno de sus más importantes templos en el Distrito de los Templos a la Orden del Muy Radiante Corazón. Sin embargo la relación fue fructífera durante varias décadas que trajeron la formación del cuerpo militar inferior de la organización en las afueras de la capital.

El idilio entre la población amniana y los caballeros de la Orden se alargó décadas que dieron lugar a increíbles proezas y nombres de leyenda que aún se recuerdan entre los feligreses más ancianos. Sin embardo todo se truncó abruptamente con la alianza de la Orden del Radiante Corazón con el aspirante al trono Inmel y las denuncias de sus caballeros a la corrupción del Consejo de los Seis. La conspiración por el trono poco después de comenzar y la Orden cayó en desgracia. Sus miembros fueron desterrados y los principales instigadores, decapitados.

Pero en los momentos más oscuros siempre hay una pequeña luz que nos llena de esperanza. La cúpula del Muy Radiante Corazón mantuvo su lugar en el distrito de los Templos. Su escasa vinculación con los hechos acaecidos y su voluntad por ayudar a los más desfavorecidos fue la llama que mantuvo a la orden en Amn. Hasta hoy.

La gran represión Amniana [Año 1479] tras la Morgue Negra —una terrible plaga que asoló la capital del país— obligó al Consejo de los Seis a tomar medidas drásticas para lograr capital con el que paliar su enorme deuda y poder continuar con la producción comercial que caracterizaba el país. Esto llevó a la dura decisión de ceder el control total de las Tierras del Equilibrio a una agrupación formada por nobles de la Orden del Muy Radiante Corazón y los cleros de Selûne y Mystra. El acuerdo, firmado por cien años, incluía una cláusula que impedía cualquier acción hostil del nuevo enclave sobre Amn y obligaba a la actuación de socorro en caso de guerra con Murann.

El futuro nadie lo sabe. Pero lo que sí se sabe es que los caballeros de la orden lucharán contra la oscuridad.

Pajes

Los pajes son aprendices de caballero, monje o sacerdote. Aquellos hombres y mujeres que comienzan su andadura en la senda de la orden, normalmente desde muy jóvenes. Bajo el tutelaje de los ordenados y en ciertos momentos de los propios maestres del consejo aprenden el código y los pilares sobre los que se sustenta la orden. Se forman en cuerpo y mente, tanto para estar preparados para un futuro en la orden de caballería como para comprobar si es ese el camino que desean seguir. Deben obediencia y respeto a sus superiores entendiéndose esta como el deber de obedecer las órdenes siempre que estén dentro del código la medida.

Cuando finaliza el periodo de aprendizaje y el ordenado a su cargo informa de que está preparado para dar el paso, tomará sus votos y hará su juramento. Alzándose frente a los dioses como ordenado de la Orden del Radiante Corazón.

Ordenados

Tras la ceremonia de ordenación, aquellos que opten por seguir en la senda, pasan a ser miembros de pleno derecho de la orden. Deberán seguir el código y sus votos a rajatabla, tutelar y guiar a otros iniciados, reportar sus avances a la propia orden en conjunto y actuar como se espera de un miembro juramentado. Los ordenados pueden ser caballeros (Sires), monjes (Hermanos) o sacerdotes (Paters) dependiendo de si siguen la rama de caballería, monacal o sacerdotal.

Deberán servir los ideales del Bien y la Triada dentro y fuera de la orden, llevando con dedicación las enseñanzas que recibieron en su etapa inicial. Debiendo siempre obediencia a las decisiones y normas pactadas por el Consejo de Maestres.

Errante

En ocasiones se puede dar el caso de que un Ordenado abandone sus labores de manera temporal o definitiva para recorrer su propia senda al margen de la Orden. Estos Ordenados adoptan el cargo de Caballero Errante, de modo que siguen ligados a la Orden pero sin formar parte del día a día, quedando liberados de todas la obligaciones para con ella pero también perdiendo su derecho a voto. En el caso de los Maestres, al reincorporarse lo hacen como Ordenados, teniendo que volver a ganarse de nuevo su posición como Maestre..

Cualquier Caballero Errante puede recuperar su estatus de Ordenado probando de nuevo su compromiso.

Maestres

Los más sabios, benévolos y experimentados de la Orden. Son los líderes de la organización. Sus votos contarán como uno por individuo en la elección de nuevos maestres, sin embargo en cuestiones relativas al funcionamiento interno de la orden, los miembros de cada deidad habrán de ponerse de acuerdo para emitir un voto. Deben ser el máximo ejemplo de compromiso y dedicación por la orden, y adquieren el compromiso de velar por esta por encima de sus propios intereses, que pasarán a estar en un segundo plano. Los caballeros podrán proponer ascensos al consejo de maestres de sus propios compañeros, entre aquellos que destaquen por su dedicación con la orden, por lo que estará conformada con el beneplácito de estos.

*En algunas ocasiones los maestres deciden elegir un representante.Denominado el Gran Maestre como líder de la Orden del Radiante Corazón.

El Prelado


Humano LB, Paladín 15 Clérigo 10 de Tyr.

El Prelado Wessalen de Tyr. Este hombre de cincuenta años es uno de los tres líderes de la Orden del Muy Radiante Corazón. El Prelado es un hombre bondadoso y justo. De trato cordial aunque excesivamente solemne, más acostumbrado a la vida militar que política. Es la máxima representación de la Orden del Radiante Corazón dentro de Minsorran.

La figura del Prelado Wessalen cobró relevancia en Amn tras la caída en desgracia de la Orden del Muy Radiante con la afiliación de alguno de sus líderes con el defenestrado aspirante al trono Inmel. Liderando la Orden del Muy Radiante Corazón en su nueva incursión en Amn tras el exilio de sus predecesores.

Lealtad

Guardarás lealtad a la Orden y a todo aquello que defiende, así como a los principios por los que te riges. Tu palabra es tu más valiosa posesión y jamás la quebrantarás.

Templanza

Serás reflexivo, evitando siempre actuar de manera impulsiva y valorando todas las opciones posibles. Debes también vivir en la mesura y evitar que los placeres mundanos dominen tu voluntad.

Humildad

Huirás de la soberbia, actuando siempre con modestia y atribuyendo a los demás el reconocimiento a sus mérito sin buscar el propio, dejando que sean ellos los que lo hagan.

Fe

Consagrarás tu existencia a tu deidad, seguirás sus preceptos y le ofrecerás tus victorias.

Defensa

Defenderás todo aquello que es bueno y justo, a los inocentes y los indefensos, así como a todo aquello a lo que debes lealtad.

Valor

Soportarás las adversidades, impidiendo que nada ni nadie se anteponga al cumplimiento de tu deber. El valor no te convertirá en alguien temerario, si no que reemplazará el miedo por el respeto y la precaución para encontrar fortalezas en tus debilidades.

Generosidad

No escatimarás en esfuerzos o recursos para el cumplimiento de tu deber, anteponiendo siempre a los demás por delante del interés propio. Compartirás tus bienes con el necesitado y aunarás tus esfuerzos con tus compañeros de armas..

Justicia

Buscarás siempre la equidad y la proporcionalidad en tus actos y decisiones, teniendo siempre presente que cada acción tiene una respuesta y ésta debe ser acorde a la dimensión de la misma.

Nobleza

Harás de los valores de la cortesía y el honor tu hoja de ruta, siendo siempre fiel a la verdad. Serás siempre un ejemplo de comportamiento y respeto tanto en el campo de batalla como en el día a día..

Alineamientos permitidos: Legal Bueno (LB), Neutral Bueno (NB) y Legal Neutral (LN).

Religión: la Casa de la Tríada (Tyr, Torm e Ilmáter), Yelmo, Siamorfhe, Bahamut y Lathander. Arcontes Celestiales.
Tyr
Torm
Ilmater
Helm
Siamorfhe
Lathander

Clases: Clérigos, Paladines, Caballeros de la Luz, Campeones Divinos, Caballeros Protectores, Guerreros (con deidad y alineamento acorde) y Monjes.