Duergar de la superficie

Duergar de la Superficie

También llamados enanos grises, hace mucho tiempo, los azotamentes conquistaron las fortalezas del clan Duergar del reino enano de Shanatar. Tras generaciones de esclavitud y crueles experimentos a manos de los ilicidos, los duergar se alzaron contra sus amos y recuperaron la libertad, emergiendo como una nueva subraza enana.

Al igual que sus parientes dorados y escudo, los duergar han forjado grandes imperios, como el Reino profundo de Gracklstugh y el Reino de acero de Dunspeirrin en la eterna oscuridad de los Reinos inferiores, en este último, los enanos grises han dirigido sus esfuerzos para decretar la cruzada de hierro, con el fin de recuperar su antigua ciudad sagrada de Barakuir y Shanatar profundo.

Los duergar tienen la misma expectativa de vida y las mismas categorías de edad que otros enanos. Su tamaño va entre 1.14 a 1.30 las mujeres, y entre 1.19 a 1.35 los varones, siendo algo más delgados que otros enanos de la superficie.

En nuestro servidor solo es posible jugar duergar de la superficie de los clanes de Murann.

MUY IMPORTANTE

Mientras la subraza está siendo creada por el sistema nuevo, se aplicará el sistema de creación y los bonos anteriores al duergar (los cuales son casi idénticos al actual salvo un par de cosas menores). Para crear la subraza mientras tanto, selecciona la raza enano, y en el apartado de subraza escribe Duergar (sin tilde), tras esto, podrás jugar la subraza en el servidor. Tras crearla, solicita a un DM el objeto "Aliado de Murann", así como autorización para poder bajar en la bolsa planar.

Características:

♦ Idiomas automáticos: Enano, Infracomún y los de su región natal.
♦ Ajustes de los duergar a las características: +2 a Constitucón, -4 a Carisma. Los duergar son extremadamente retraídos y cautelosos.
♦ Aptitudes especiales: Immunidad a la parálisis y el veneno, Immunidad a conjuros concretos (Asesino fantasmal y Némesis inexorable), Bonificador de +2 en las salvaciones de voluntad contra conjuros y aptitudes sortílegas, Bonificadores de habilidad (+4 Moverse sigilosamente, +1 Avistar, +1 Escuchar), Invisivilidad 1 uso/día, Afinidad con la piedra, Visión en la oscuridad, Entrenamiento ofensivo contra orcos, Entrenamiento ofensivo contra trasgoides, Entrenamiento defensivo contra gigantes, Afinidad con una habilidad (Saber popular).
♦ Zona de inicio: Distrito del Puerto de Murann.
♦ Cómo selecciono esta raza/subraza: -Ver mas arriba-

Consideraciones especiales para jugar un Duergar como Subraza abierta: Procedencia Dunspeirrin (Tierras oscuras), Debe ser un enano parte de la cruzada de hierro y vinculado a Murann, Deidad: Duerra, excepcionalmente Laduguer. Alineamiento: Legal Maligno o a un paso.

Cómo son los duergar

Sombríos y determinados, los duérgar o enanos griscs llevan vidas de trabajo interminable en las grandes ciudades-fundición que han construido en la Infraoscuridad. Los enanos grises están casi tan extendidos y son casi tan numerosos como los drow, y un reino duérgar típico es hasta en el último detalle igual de fuerte, cruel y rico que una gran ciudad de los elfos oscuros. Pero mientras que la mayoría de las ciudades drow existen para exaltar la gran nobleza de los elfos oscuros, las ciudades duergar sólo existen para amasar dinero mediante interminables fatigas. Los duergar son hoscos, estrechos de miras y laboriosos, y tienden a ser mejores vecinos que los drow, ya que son menos propensos a asaltar las tierras de la superficie o a buscar víctimas para torturar.

Son los principales artesanos y mercaderes de los Reinos inferiores, y las caravanas duergar cruzan todos los rincones de Faerûn a kilómetros de profundidad bajo la superficie. Los enanos grises están más que dispuestos a esclavizar a cualquier criatura apropiada que caiga en sus manos, pero no malgastan a sus esclavos en el tipo de espectáculos cruelces que les encantan a los drow. En su lugar, los duergar simplemente les hacen trabajar hasta la muerte.

Descripción física: Con una estatura media idéntica a los enanos dorados, los enanos grises pesan tanto como un humano adulto. Mientras que otros enanos tienden a ser de constitución robusta y musculosa, los duergar son de hombros anchos pero nervudos y delgados, con miembros marcados y resistente musculatura. La piel de los duergar es de un gris claro u oscuro, y sus ojos son de color negro profundo. Ambos géneros suelen ser calvos, y los varones acostumbran a llevar barbas grises y bigotes bien cuidados. Un duergar varón no suele llevar ni el más mínimo asomo de cabello sobre las orejas, aunque suelen exhibir barbas cortas y delgadas de pelo gris o hierro. Las mujeres duergar suelen ser igualmente calvas, pero unas pocas tienen más cabello, de un color negro.

Incluso más que otros enanos, los duergar prefieren las armas que provienen claramente de herramientas de artesanía, suelen favorecer el emplear martillos y pico de todo tipo. Los enanos grises también poseen destreza para emplear la conocida hacha de guerra enana y el haha de batalla, así como martillos y ballestas.

Perspectiva y psicología: Habitantes de las grandes ciudades subterráneas de la Infraoscuridad, los enanos grises son primos de los enanos escudo que habitan en las profundidades y son conocidos por su crueldad y rencor. Al igual que sus parientes de la superficie, son conocidos por su trabajo del hierro y la artesanía, pero al contrario que sus hermanos de los Reinos superiores, los duergar son adustos y sombríos, viviendo una vida de duro e interminable trabajo. Mientras que su trabajo rivaliza con el de los enanos dorados o escudo, son perfeccionistas incansables que no encuentran placer en su artesanía. Solamente bromas crueles y tormentos menores consiguen arrancar una sonrisa a los enanos duergar, quienes se deleitan atormentando a los débiles y a los indefensos.

Los enanos grises miran el mundo con rencor, convencidos de que su familia, su clan, los otros enanos y el resto, del mundo les han engañado y privado de los derechos que por nacimiento tenían. No ven la vida sino como un trabajo interminable y agotador, un tormento desde el nacimiento hasta la muerte. Los duergar no muestran piedad por los débiles o los desamparados y disfrutan atormentando a quienes pueden apresar.

Desde una edad temprana, los enanos grises son rápidamente instruidos en la crudeza del mundo, y se les enseña que su destino no es nada mas que un trabajo interminable acompañado de abusos y después la muerte. Los enanos grises raramente se aventuran por elección propia. Aquellos que son exiliados o escapan de un castigo inminente, a menudo se dedican a la vida de aventurero simplemente con la esperanza de sobrevivir. Los duergar aventureros se concentran a menudo en la adquisición de riquezas materiales, preocupándose poco por la situación de los demás.

Aunque los enanos grises muestran las redentoras virtudes del valor y la determinación, también son avariciosos, irritables, hoscos, violentos y desagradecidos. Los duergar nutren su rencor hasta la muerte, y nunca dejan de llevar la cuenta de las humillaciones que han recibido (sean reales o imaginadas). Tienen cierta inclinación a creer que la fuerza da la razón, por lo que no tienen piedad con los que son demasiado débiles como para defender sus propiedades frente a un enemigo más poderoso, y nunca cejan pasar una oportunidad de lanzar una terrible incursión para hacerse con el oro que tanto ansían de mano de vecinos más débiles. En el lado positivo, los duergar tienen por norma ocuparse de sus propios asuntos (al menos mientras que los demás no tengan nada que ellos quieran), y trabajan duro para destacar en las artes que eligen. Ningún obstáculo frena a un enano gris que se haya fijado una meta. Los duergar pueden no mostrtgr demasiada lealtad a nadie que no sea ellos mismos, pero nunca dejan un trabajo a medias.

Personajes enanos grises: Los peligros constantes de la oscuridad que lo envuelve todo les son enseñados desde una edad temprana a los enanos grises. La mayoría reciben entrenamiento como guerreros o pícaros para defender mejor sus hogares contra aquellos que deseen robarles su duramente ganada riqueza. Los clérigos también son comunes, porque aquellos que sirven a los dioses detentan puestos de relativa influencia dentro de su clan. Los expertos que combinan el arte tradicional de la herrería con las artes arcanas son también muy respetados. Entre los enanos grises los magos son mucho más comunes que los hechiceros. Las combinaciones multiclase más habituales incluyen guerrero/clérigo, guerrero/experto y guerrero/pícaro.

Clase predilecta: la clase predilecta de un enano gris es guerrero. La Infraoscuridad es un entorno duro e implacable, donde solo sobreviven los más fuertes. Los enanos grises guerreros han sido la piedra angular de los ejércitos duergar durante generaciones, permitiéndoles rechazar amenazas como los aboleth, los drow, lós ilícidos, los kuo-toa y los svirfneblin. Clases de prestigio: los enanos grises suelen gravitar hacia clases de prestigio como asesino y guardia negro. Algunos enanos grises también se convierten en enanos defensores. Al igual que sus primos, los enanos escudo, los enanos grises poseen la tradición de la magia rúnica, y por ello, numerosos clérigos se convierten en grabadores de runas.

Alineamiento

La mayoría de los enanos grises son malignos, ya que dan escaso valor a las vidas y las posesiones de los demás. Están consumidos por la envidia hacia cualquiera que se encuentre en mejor situación que ellos, y no muestran ningún asomo de compasión con los que son menos afortunados. Un amplio número de duergar tan sólo desea que se les deje solos, lo cual conduce hacia una neutralidad de, corazón endurecido, pero son realmente pocos los que llegan a ser realmente buenos.

Trasfondo

Historia

Los enanos grises remontan su historia hasta el establecimiento de Barakuir, uno de los ocho reinos de Shanatar. El Reino de hierro fue dominado por los enanos escudo del clan Duergar, los cuales veneraban a Laduguer como el patrón de su reino. Aunque juraron uná alianza con el Trono Cransierpe, los gobernantes del clan Duergar pensaban que su rey debía haber sido elegido para gobernar Shanatar al finalizar la segunda Guerra de la araña. Consumidos por el rencor, los enanos de Barakuir se apartaron del resto del imperio. La poco brillante idea de esta acción quedó demostrada muy pronto cuando estalló la guerra contra los ilícidos de Oryndoll, una ciudad que yace en las profundidades bajo las llanuras Brillantes, alrededor del -8.100 CV.

Aunque Shanatar combatió a los ilícidos hasta llegar a un punto muerto, los ejércitos enemigos consiguieron aislar de refuerzos exteriores a Barakuir. Cuando las Guerras de los acechadores mentales acabaron, Barakuir había caído ante los ilícidos, y la mayoría de sus habitantes habían sido convertidos en esclavos. Después de milenios de esclavitud y de incontables experimentos reproductivos, los descendientes del clan Duergar fueron transformados en una nueva subraza enana; los enanos grises. Apenas cuatro mil años antes del comienzo del Cómputo de los Valles, los duergar se rebelaron contra sus amos ilícidos y se liberaron finalmente del dominio de los azotamentes. Estos enanos grises liberados cavaron sus propias moradas al norte de la Infraoscuridad, bajo las montañas Orsraun y en cavernas aisladas bajo el Gran glaciar. En el norte, los enanos grises fundaron Gracklstugh, la ciudad de las Cuchillas, en el -3.717 CV. Corno la primera ciudad de su tipo en el norte, sus territorios crecieron sin rival a través de la Infraoscuridad media y superior. El Reino profundo alcanzó su cenit alrededor del -2.600 CV, pero en el -1.803 CV cayó en un lento declive tras aplastar a la nación quaggoth de Ursadunthar, que yacía en las profundidades del espinazo del mundo. Durante los siglos posteriores, los duergar (cuyos dominios se habían extendido en demasía) combatieron contra los bárbaros quaggozt (que eran incitados por los drow) y las Guerras de las profundidades continuaron hasta el -1350 CV.

En el corazón de Faerûn los enanos grises fundaron Dunspeirrin, la ciudad de las Agujas hundidas, bajo las montañas Orsraun. Con el tiempo, los territorios de Bajoespinas, como fue conocida más tarde, crecieron hasta ocupar la infraocuridad de Turmish y la costa del Dragón conforme los duergar se iban haciendo más fuertes. En el -1850 CV, bajo el liderazgo de su reina más grande, Duerra, los enanos grises lanzaron una serie de ataques contra los drow de Undraeth, los ilicidos de Oryndoll (a los cuales se dice que Duerra robó los secretos del Arte invisible, la psiónica), y otras razas de la Infraoscuridad. Los ejércitos de Duerra volvieron su antiquísimo odio contra los restos de Shanatar profundo en algún momento alrededor del -1800 CV. Los enanos grises arrollaron Ultoksamrin y Holorarar y conquistaron para sí las cavernas de Alatorin. Laduguer recompensó a Duerra con la ascensión divina. Después de esto, Dunspeirrin cayó en un declive que duró largos siglos, del cual ha empezado recientemente a emerger. El regreso de Duerra de las profundidades durante la Era de los transtornos ha encendido una nueva era de reconstrucción del imperio, pero el Ejército de acero de la ciudad se encuentra ahora atrapado en un conflicto que dura ya varios años contra el Ejército de oro de los enanos dorados por el control de las cavernas de la antigua Shanatar.

Tras años de lucha en lo que los enanos grises han expandido su batalla bajo las profundidades de Shanatar, una de las matriarcas de los clanes más grandes de Dunspeirrin ha llegado a un acuerdo mutuo con el imperio de Murannheim, ubicado al suroeste de Amn, con el fin de auxiliarse mutuamente en contra de los desagradables enanos dorados y escudo.

Idioma y Nombres

Al igual que todos los enanos, los enanos grises hablan enano y emplean el alfabeto rúnico dethek. Los enanos grises también hablan infracomún, la lengua comercial de los Reinos inferiores. El dialecto principal de los enanos grises, el duergan, es una ramificación del dialecto de los enanos escudo, fuertemente influenciado por palabras drow e ilícidas y construcciones idiomáticas que se encuentran en la Infraoscuridad. Los idiomas secundarios suelen ser aquellos hablados por sus enemigos tradicionales, incluyendo el dracónico, el élfico (el dialecto drow), el gigante, el trasgoide y el orco. Aquellos que tienen trato frecuente con criaturas elementales de tierra suelen aprender terrano, mientras que los que comercian con habitantes de los Reinos superiores a menudó aprenden la lengua común u otros idiomas. Todos los enanos grises saben leer y escribir, excepto los bárbaros.

Los nombres de los duergar suelen ser en idioma enano, suelen ser simples y guturales. Algunos ejemplos incluyen: Nombres de Varón: Bruthwol, Horgar, Ivar, Murgol, Thangar. Nombres de mujeres: Brilmara, Dorthis, Olga, Ulara, Weltha.

Deidades

Laduguer, el Protector gris, es el tirano severo de los duergar y el patrón de su subraza. Aunque los duergar veneran nominalmente a todas las deidades enanas de los Morndinsamman, verdaderamente sólo veneran a Laduguer y a su hija Duerra de las profundidades. Antes del auge de Shanatar, cada uno de los subreinos de los enanos escudo tenía su propia deidad tutelar. El reino de Barakuir, dominado por los enanos del clan Duergar, honraba a Laduguer y nunca aceptó la ascensión de Dumathoin como deidad tutelar de los enanos escudo. Los antepasados de los enanos escudo continuaron honrando a Laduguer durante su larga esclavitud a manos de los ilícidos de Oryndoll.

Al contrario que sus hermanos enanos escudo, los duergar no desarrollaron la práctica religiosa de la veneración del panteón como un todo. Se dice que Duerra de las profundidades, la hija de Laduguer, había sido una gran reina guerrera que robó muchos secretos del Arte invisible (la Psiónica) a Ilsensine, dios de los azotamentes. Duerra es venerada sobre todo por los duergar que estudian el Arte invisible y por aquellos militantes que prefieren aplastar a sus vecinos subterráneos en lugar de comerciar con ellos. Su culto es particularmente más fuerte bajo las montañas Osraun de Turrmish, donde sus seguidores dirigen Dunspeirrin, la ciudad de las Agujas hundidas.

Relaciones con otras razas

Ariscos y suspicaces de los extranjeros, los enanos grises tienen malas relaciones con todas las demás razas, incluyendo otras subrazas enanas. Los duergar ven a sus primos enanos escudo con un rencor extremo, remontándose a la falta de ayuda prestada por los enanos escudo al clan Duergar durante las Guerras de los acechadores mentales. La Lucha entre parientes cimentó para siempre la animosidad entre las dos subrazas enanas, un odio que todavía continua hoy. Los enanos grises consideran a los enanos dorados como rivales arrogantes y peligros potenciales, pero el comercio es posible entre ambos grupos, salvo contra los enanos dorados que protagonizan la cruzada dorada.

Los enanos grises ven a las razas de la superficie (elfos, semielfos, gnomos, medianos, semiorcos y planodeudos) con sospecha, pero comercian voluntariamente con cualquiera lo suficientemente estúpido como para aventurarse en las profundidades. Los duergar odian desde hace mucho tiempo a sus rivales subterráneos, los drow y los svirfneblin. Sin embargo, comercian regularmente con ambos grupos, enfrentándolos uno contra otro siempre que les es posible. La visión de los duergar respecto a los azotamentes sigue siendo de un odio profundo, remontado a los siglos de esclavitud y experimentos mágicos a los que fueron víctimas los enanos grises tras ser esclavos de la ciudad azotaments de Oryndoll.

Los duergar despiertan una antipatía universal en todos los seres, incluso entre ellos mismos. Son groseros, odiosos, y no suelen querer tener que ver con otras razas, a no ser que vayan a obtener algún beneficio de ello. De los demás habitantes de los Reinos inferiores, los duergar consideran que los menos irritantes son los svirfneblin y los orog, ya que los gnomos y los orcos de las profundidades también son destacados artesanos que valoran el trabajo duro. Los enanos grises no pueden soportar a los drow, probablemente porque son conscientes de la condescendencia y burla que hay tras la cortesía de los elfos oscuros. Los duergar aborrecen totalmente a los otros enanos (en especial a los enanos escudo) y a los azotamentes, ya que el resto de la raza enana abandonó al clan Duergar a la servidumbre y la miseria bajo el gobierno ilícido miles de años atrás (o al menos es así como los enanos grises ven el incidente).

Los duergar de Dunspeirrin

A lo largo de la historia, se han creado muchos imperios de enanos grises, sin embargo, ninguno ha sido tan influyente e importante como Dunspeirrin, la ciudad de las agujas hundidas. Esta ciudad es legendaria por ser el hogar de la gran Reina Duergar Duerra, a quienes los enanos grises le consideran la hija de Laduguer por sus numerosas batallas a través de las cuales logró vencer a los drow de los reinos colindantes y particularmente poner en jaque a los azotamentes de Oryndoll, así como vencer en numerosas ocasiones a los enanos escudo.Tras su muerte, esta fue traída a su hogar en el plano de Mazoadusto por Laduguer y ascendida a divinidad a su lado como su hija.

Duerra, a diferencia de laduguer, es una diosa particularmente belicosa y guerrera, siempre llamando a los duergar a conquistar nuevos territorios y a aplastar a sus enemigos, particularmente los azotamentes y enanos escudo. En la ciudad enana de Dunspeirrin, el clero de Duerra reina supremo, y el culto de Laduguer es una iglesia que, aunque bien vista, no suele atraer casi seguidores de entre sus adeptos.

La ciudad de las agujas hundidas

Ubicada debajo de las montañas Osraun, en la nación central de Turmish, en la mesoscuridad las tierras oscuras, Dunspeirrin fue Una de las primeras ciudades fundadas por los duergar después de que escaparon. su servidumbre bajo los azotamentes. Dunspeirrin es una vieja y poderosa ciudad que domina la Infraoscuridad en un rango de cientos de kilómetros en todas las direcciones. Se encuentra debajo de las montañas de Orsraun, tallada en un matorral de estalactitas masivas que cuelgan alto sobre un gran abismo subterráneo. Abarca más de un miles de espeleotemas huecos y colgantes, Dunspeirrin, (o "Bajoespinas", como se le conoce comúnmente) está ligada a una fortaleza casi inexpugnable a través de una red de repisas de piedra y puentes arqueados. Cuatro enormes calzadas unen la ciudad con aberturas en las paredes del abismo.

Los ciudadanos de Dunspeirrin son los primeros entre los duergar en su dominio de la psiónica, el Arte Invisible. Hace casi dos mil años, en el apogeo de su poder, Dunspeirrin fue el reino de la reina guerrera duergar Duerra, que arrebató los secretos de la mente de los dioses de los azotamentes. Duerra obtuvo la ascensión divina por sus grandiosas hazañas y guerras de conquista, y sigue siendo la patrona y protectora especial de la ciudad. La ciudad de Las Agujas Hundidas es una de las más grandes y ricos centros comerciales de la Infraoscuridad en Faerün. Sus ciudadanos buscan constantemente esclavos para llenar las filas de sus ejércitos y trabajar en sus minas. En además de los drow, svirfneblin y enanos escudo capturados y esclavizados, esclavistas del Estrecho de Vilhon y la Costa del Dragón envían un constante flujo de esclavos humanos en las profundidades a cambio de acero y gemas de artesanía duergar.

La larga tradición marcial de Dunspeirrin fue reavivada por el regreso del avatar de Duerra en forma de la Reina Madre y regente durante la Era de los Trastornos. En los años posteriores a la aparición de su Diosa y patrona, los ejércitos duergar de Dunspeirrin se han enfrentado con los habitantes de la superficie, los enanos escudo de La fortaleza colmillo de acero (esta campaña oscura continúa irregularmente incluso hoy), los ilícidos de Oryndoll, los drow de Undraeth (debajo de las Montañas Aphrunn), y pequeñas comunidades de drow, enanos escudo y svirfbneblin debajo de la Costa del Dragón.

El Reino de Acero ahora está comprometido en una guerra, llamada tanto por los enanos dorados como por estos como "La guerra de oro y penumbra" la cual les ha puesto contra los cruzados dorados que intentan reclamar las cavernas de Shanatar Profundo, y sus fuerzas pueden ser peligrosamente sobredimensionadas de no buscar ayuda.

La cruzada de hierro y la recuperación de Shanatar

La recuperación de Shanatar comenzó en el Año del Guantelete (1369 CV) cuando los enanos dorados de la Gran Brecha y los enanos grises de Dunspeirri marcharon por separado sobre las cavernas de Shanatar, con la intención de restaurar Shanatar a su antigua gloria. Tanto el Ejército de Acero y el Ejército de Oro afirman haber iniciado la “cruzada”, provocando así que el otro se lance a una empresa similar. Después de cinco años de guerra, la Reclamación de Shanatar se ha empantanado en una amarga guerra de desgaste, con los enanos dorados defendiendo valientemente las cavernas recuperadas de Barakuir contra las repetidas incursiones de los duergar, que han establecido una base fortificada en las minas más profundas del caído Tathtar. Los enanos dorados se han aliado con una colonia de tejedores de hechizos, mientras que los enanos grises han forjado una alianza con un pequeño grupo de contempladores marginados de Ilt'Zokir.

Los enanos grises tienen por principal interés recuperar la ciudad de Barakuir, el primer hogar del clan Duergar durante la época de Shanatar, para posteriormente recuperar el antiguo reino de shanatar bajo la bandera de los enanos grises, aunque la resistencia de los enanos dorados con el apoyo de los escudos nativos de la zona les han dificultado la tarea enormemente. Debajo de la infraoscuridad Amniana, los Tlincalli han resultado ser una poderosa resistencia que siquiera los enanos grises son capaces de lidiar. Actualmente se encuentran aliados al Imperio gigante de Murannheim, con quienes han comenzado relaciones diplomáticas a través de uno de los princopales clanes de la ciudad.

El Clan Durraugh

El clan Durraugh (traducido desde el enano al idioma común como "Escudomuerte"), es uno de los principales clanes de enanos grises de Dunspeirrin. Motivados por la aparición de su patrona durante la era de los trastornos, este clan marcial fue uno de los primeros en marchar hacia el oeste en dirección a Shanatar Antiguo con el fin de recuperar su reino antes de que lo hicieran los enanos dorados. Tras años de combate en las cavernas inferiores de Amn en contra de los cruzados dorados, el combate constante llevó al clan Durraugh a enfrentarse en contra de los Tlincalli debajo de los dientecillos. Tras una pesada batalla, los miembros del Clan Durraugh lograron forjar una alianza con el reino de Murranheim lo cual ha llevado a unir a la cruzada de hierro y al imperio gigante en contra de su enemigo en común: Los enanos.

El clan Durraugh, al igual que otros clanes de Dunspeirrin, es un clan militarzizado al extremo. Entre sus filas poseen particularmente guerreros, pícaros, magos, clérigos, y sus campeones suelen ser enanos defensores, asesinos o guardias negros vinculados a Duerra. El clan es particularmente belicoso y suelen preferir la guerra y la conquista por encima de la artesanía y el trabajo como otros duergar.

El Clan Durraugh actualmente ha enviado a una buena parte de sus miembros en dirección a la ciudad de Murann, capital del imperio, como símbolo de su alianza, en donde poseen un edificio de enanos grises que opera como embajada para estos. Casi todos los Duergar que se encuentran en Murann son cruzados de hierro de parte del clan Durraugh, aunque algunos miembros de otros clanes que se han unido a la cruzada también se han asentado en la ciudad.

Clan Durraugh (Expandida, Militar, 3.000 duergar aproximadamente) AL LM, Aislada (98% Duergar, 2% otros)

Clases asociadas: Guerrero, clérigo, mago, hechicero, brujo, guardia negro, asesino, enano defensor. (No exclusivas a este)

Autoridades: Matriarca Daervia Durraugh (LM Duergar mujer Guerrera 8, Cleriga 5 de Duerra, Enana defensora 10), Embajador Grogrurn Durraugh (LM Durzagon [Semi infernal duergar] Hechicero 20). General Cruzada Tyshora Durraugh (LM Duergar mujer Guerrera 12 Enana defensora 8).