Ilmater


El dios del lamento, El dios quebrado

Deidad intermedia

Símbolo: Par de manos blancas atadas por las muñecas con un cordón rojo.
Plano natal: Casa de la Triada.
Alineamiento: Legal Bueno.
Ámbito: Resistencia, sufrimiento, martirio, perseverancia.
Adoradores: Los lisiados, los oprimidos, los pobres, monjes, paladines, siervos, esclavos.
Alineamiento de los clérigos: LB, LN, NB.
Dominios: Bien, Curación, Fuerza, Ley.
Arma predilecta: “Una mano abierta” (impacto sin arma).
Colores eclesiásticos: Gris y rojo.

Ilmater es un dios amable y de buen corazón. Es un dios callado y calmado que sostiene las cargas y lágrimas de un mundo de grandes sufrimientos de forma voluntaria. Aunque es lento en enfurecerse, la ira del dios Quebrado es terrible frente a la extrema crueldad y las atrocidades. Dedica un gran esfuerzo a tranquilizar y proteger a los niños y a las criaturas jóvenes y se ofende enormemente con los que les causan daño. El dios del Lamento tiene la apariencia de un hombre cuyo cuerpo ha sido terriblemente mutilado por el castigo del potro, surcado por marcas de tortura, con las articulaciones rotas y con grandes estragos, es bajo, fornido y medio calvo, y lleva solo un taparrabos, pero su rostro es amable y hogareño es cálido y reconfortante.

La iglesia de Ilmater no es comprendida por la mayoría y en cambio es observada con compasión e incluso despreciada por una minoría que se hace oír. Sin embargo, es una de las mayores iglesias de Faerûn (tanto en número como en la fe de sus seguidores). En un mundo cruel, los que sufren, los enfermos y los pobres han llegado a confiar solo en los seguidores del dios del Lamento para buscar socorro frente a todo ello. La iglesia de Ilmater es muy querida entre la gente común en las tierras habitadas en todas partes, y su clero puede contar con generosas ayudas en la misión de curación que ocupa toda su vida. Los que no puede comprender por que nadie se sometería voluntariamente a los tormentos y crueldades a los que los fieles de Ilmater parecen dar la bienvenida, han malinterpretado a la iglesia. Entre aquellos que odian la debilidad, la iglesia del dios del Lamento puede parecer débil e insensata, por lo que los tiranos crueles y los villanos poderosos por igual subestiman peligrosamente a sus miembros.

Los clérigos de Ilmater rezan por la mañana para obtener sus conjuros, aunque además tienen que rezar ritualmente a Ilmater al menos seis veces al día. No tienen fiestas sagradas anuales, pero en ocasiones un clérigo convoca una Suplica de descanso. Esto le permite una decana de descanso de los dictámenes de Ilmater, para evitar que quede exhausto emocionalmente o permitir al clérigo que haga algo que Ilmater normalmente desaprobaría. Esta costumbre es una tradición establecida con la que algunos lideres de la fe cuentan, enviando a los mejores guerreros del clero a hacer cosas que la iglesia no podría lograr de otro modo (eliminar a un tirano de forma encubierta en vez de enfrentándose a él directamente, por ejemplo). El ritual más importante es la Expulsión. Es labor de todos los clérigos de Ilmater, convencer a los moribundos para que vuelvan a Ilmater en busca de consuelo, recibiendo la bendición del dios Quebrado antes de que expiren (esta plegaria en el lecho de muerte no cambia la deidad patrona del moribundo a Ilmater). Según se crece la veneración de Ilmater, incluso en la muerte, su poder de curación se vuelve mayor.

Muchos clérigos aprenden a elaborar pociones para poder ayudar a aquellos que están mas allá de su alcance inmediato. Un grupo de monjes ilmataris, los Quebrantados, actúan como defensores de los fieles y de los templos de la iglesia y como agentes que castigan a aquellos que dañan a otros con crueldad. Estos monjes pueden hacerse multiclase con libertad. Pueden hacerse devotos arcanos, clérigos, campeones divinos, discípulos divinos, buscadores divinos o hierofantes.

HISTORIA/RELACIONES

Ilmater es una vieja deidad que ha estado asociada a Tyr (su superior) y a Torm desde hace mucho tiempo. La Triada trabaja muy de cerca, ya que unidos son más fuertes que como individuos. Ilmater también esta aliado con Lathander. Se opone a deidades que disfrutan de la destrucción y causan dolor y sufrimientos a otros, especialmente Loviatar y Talona, cuyas naturalezas son diametralmente opuestas a la suya. Otros enemigos incluyen a Bane, Garagos, Malar, Shar y Talos.

DOGMA

Ayuda a todos los que estén doloridos, no importa quienes sean. Los verdaderamente santos toman el sufrimiento de los demás. Si tú sufres en su nombre, Ilmater estará allí para sostenerte. Únete a tu causa con firmeza si es justa, sea cual sea el dolor o el peligro. No hay ninguna vergüenza en una muerte llena de significado. Oponte a todos los tiranos y no permitas que una injusticia quede sin oposición. Enfatiza la naturaleza espiritual de la vida sobre la existencia del cuerpo material.

CLERO Y TEMPLOS

Ilmater comparte lo que tiene con los necesitados, y siempre se toma el tiempo necesario en consolar a aquellos que están inquietos y para cuidar de los heridos. Los ilmataris hablan por los oprimidos, guían a los perdidos, alimentan a los hambrientos, cobijan a los que no tienen hogar y reúnen hierbas para hacer medicinas para los desastres que vendrán. Ellos entierran a los muertos, tratan las enfermedades y dan comida y bebida y leña para el fuego a los pobres. Ven la vida y el sufrimiento como sagrados, pero no se interponen en el camino de los deseos de los demás ni condenan la senda que eligen. Cuando se espera guerra y el tiempo lo permite, los clérigos de Ilmater dedican todas sus fuerzas a reunir camillas, palas, tiendas y vendas en vagones llenos, y carros de medicinas y pociones de curación para atender que aquellos que pronto sufrirán. También hacen viajes a ciudades y asentamientos mas ricos de Faerûn solicitando dinero para sostener la iglesia.

Los templos de Ilmater normalmente se encuentran en el campo, a lo largo de las principales rutas comerciales, y sirven como apeaderos para los viajeros cansados. La mayoría llevan el nombre de algún santo Ilmatari, de los cuales hay muchos. Casi todos son casas solariegas de algún tipo, con muros defensivos a su alrededor y al menos una capilla, una sala de reunión, un establo y un jardín. Muchos tienen instalaciones dedicadas al cuidado de los enfermos y heridos. Otros contienen bibliotecas, dependencias para los monjes separadas de la sala común o barracones para una orden de caballería afiliada.

Los ilmataris suelen llevar una túnica, tabardo y pantalones totalmente grises o un vestido gris. Llevan solideos grises (la mayoría de los miembros del clero) o rojos (los clérigos mas ancianos). Los novicios que todavía no han sido ordenados no llevan solideo. El símbolo de Ilmater se lleva en un broche sobre el corazón o en una cadena en torno al cuello y sirve como símbolo sagrado. Algunos de los miembros más viejos de la fe tienen una lágrima gris tatuada a un lado de su ojo izquierdo o derecho.

Los Engalanados, como son conocidos los clérigos y monjes de Ilmater, están organizados en una jerarquía informal centrada en el líder de un templo grande, abadía o monasterio, al que obedecen los ilmataris de la región. Las abadías y monasterios normalmente están unidos a un templo específico, a veces añadiendo una segunda línea en esta jerarquía informal. No hay un pontífice de la fe o un cuerpo de gobierno, aunque el clero más anciano se reúne a veces en conclaves informales. Aunque la mayoría de los monjes se encuentran separados de la iglesia en monasterios y abadías, algunos residen en los templos ilmataris como profesores o defensores.

La iglesia tiene afiladas varias órdenes de caballería formadas por paladines y guerreros, incluyendo a los Compañeros del corazón noble, los Guerreros sagrados del sufrimiento, la Orden de la copa dorada y la Orden de la rosa de tenue luz. Las órdenes monásticas también son numerosas, e incluyen a los discípulos de San Sollars el dos veces mártir, cuyo más famoso complejo, el monasterio de la Rosa amarilla, se encuentra en Damara, a gran altura en el Espolon del mundo, cerca del glaciar del Gusano blanco (los monjes de este monasterio se especializan en estudios genealógicos). Otras ordenes monásticas Ilmataris incluyen a los seguidores de la Senda sin obstáculos, los discípulos de San Morgan el taciturno y las Hermanas de San Jasper de las rocas. Aunque no es obligatorio, la mayoría de los monasterios ilmataris tienen nombres de flores que simbolizan algo de importancia.

Ordenes Afiliadas: Estas son las órdenes más conocidas en Faerûn que están afiliadas al clero del dios quebrado. Un paladín o monje no está obligado a haber pertenecido a esta, pero puede haberlo hecho en su trasfondo.

Orden de Los quebrados (Monjes, AL LB) De todas las deidades populares de Faerûn, Ilmater es la única relacionada con una orden de monjes que actúe solamente en su nombre. Estos operan principalmente en las Tierras de los valles, si bien no hay ningún monasterio allí de renombre, pero los monjes de Ilmater viajan frecuentemente por los Valles, refugiándose en templos de Ilmater si no pueden encontrar otro alojamiento.

Orden de la Rosa Amarilla (Mojes, AL LB) También conocidos como Discípulos de San Sollars, los seguidores de este solitario monasterio de Ilmater de las Montañas del Espolón del Mundo, de Damara, son famosos por su lealtad hacia ais aliados y la destrucción de sus enemigos, Estos monjes, enormemente respetados en cuestiones relacionadas con la verdad y la diplomacia, se esfuerzan duramente por sobrevivir en su remoto santuario. Suelen viajar junto a otros paladines Ilmataris, particularmente de la Orden de la Copa de Oro.

Orden de la Copa Dorada (Paladines, AL LB) Los paladines del Dios quebrado protegen a los débiles y emplean sus poderes curativos para ayudar a cualquiera que los necesite. No les acobarda luchar contra el mal, pero preferirían detenerse para salvar a alguien quien que estuviera a punto de morir en lugar de sacrificar esa vida para perseguir a unas malhechores que se hayan dado a la fuga.
Esta orden está dedicada a curar y proteger a los enfermos, inocentes y débiles en vez de encontrar al mal para destruirlo. No se oponen a estos actos, pero ven su rol en Faerûn como uno diferente.

Compañeros del Corazón Sagrado (Paladines, AL LB) Los compañeros son la agresiva contraparte de la copa dorada, pues a estos se les ha encargado la tarea de eliminar a los crueles y a aquellos que se deleiten con la tortura y el sufrimiento de otros. El clero de Loviatar es su más grande enemigo.