Callarduran Manostersas

El Hermano de las profundidades, el Amo de la piedra, el Señor de la tierra profunda

Deidad intermedia gnoma

Símbolo: Anillo de oro con símbolo de estrella.
Plano natal: Colinas doradas.
Alineamiento: Neutral Auténtico
Ámbito: Piedra, la Infraoscuridad, minería, los svirfneblin.
Adoradores: Guerreros, talladores de gemas, ermitaños, joyeros, ilusionistas, oponentes de los drow, svirfneblin.
Alineamiento de los clérigos: CN, NA, NB, NM, LN.
Dominios: Gnomo, Tierra, Superchería (Como Cavernario).
Arma predilecta: "Mal de Arañas" (hacha de batalla).
Colores eclesiásticos: Gris oscuro y rojo.

Callarduran Manostersas es por naturaleza solitario y pensativo, y raramente tiene trato ni siquiera con otros dioses gnomos. Es una deidad benigna pero hermética, preocupándose sólo por su propia gente y su defensa contra los drow y todos los demás peligros de la Infraoscuridad. Él intercede para defender a sus seguidores de esos peligros, y su presencia es anunciada por un sonoro zumbido que puede ser oído a través de la roca sólida. En gran medida ignorado por las otras subrazas gnomas, el Hermano de las profundidades es venerado principalmente por los svirfneblin como su deidad patrona, con un fuerte énfasis en su aspecto protector y supervisor de la tierra que todo lo engloba y de los tesoros que se encuentran en ella.

HISTORIA Y RELACIONES

Callarduran está aliado con las otras deidades gnomas salvo Urdlen, aunque raramente se toma el tiempo de hablar con ninguna de ellas. Tiene una alianza similarmente amigable aunque remota con otros dioses no malignos de la Infraoscuridad, como Eilistraee, Shevarash, Dumathoin y Geb, aunque su principal interés es la protección de los svirfneblin. Desprecia a los drow y siempre está luchando contra los malignos dioses de esa raza y otras inmundas deidades de la Infraoscuridad.

DOGMA

Callarduran guió a su pueblo elegido a las más profundas honduras de la tierra para que pudiesen descubrir la gozosa belleza de. los rubíes y otras gemas. Cuídate de los peligros de la Tierra profunda, y guárdate contra las razas malignas como los drow, que emplean cualquier medio necesario para apropiarse de lo que no es suyo por justicia. Protege y sirve a tu comunidad. Celebra la belleza de los minerales y las gemas y comprende su valor en la artesanía, el arte y la magia.

CLERO Y TEMPLOS

La iglesia de Callarduran está organizada con mucha cohesión, compartiendo información entre clanes y ciudades por igual y coordinando el colectivo del pueblo contra los omnipresentes peligros de su tierra natal, particularmente los drow. El clero de Callarduran está siempre vigilante contra la muy real amenaza de incursiones drow en el territorio de los gnomos de las profundidades. Muchos dirigen pequeñas bandas guerreras contra los drow con la esperanza de atraparlos antes de que se vuelvan inevitablemente contra los enclaves svirfneblin cercanos. Los clérigos del Hermano de las profundidades son profesores de magia (pertenecientes a la escuela de Ilusión) y trabajan en sus comunidades para extender este conocimiento entre todos los gnomos de las profundidades.

Los clérigos y druidas de Callarduran rezan para sus conjuros en el crepúsculo, cuando el sol se hunde (de manera figurada) en la tierra. Los seguidores de Callarduran se reúnen en el crepúsculo de Estival y en la medianoche Hibernal para venerar al dios en dos ceremonias gemelas conocidas como los Festejos del rubí y de la estrella, respectivamente. El Festejo del rubí conmemora el ocultamiento de rubíes y otras gemas por parte de Callarduran en las profundidades de la tierra para que los gnomos de las profundidades los encontrasen, una historia simbolizada en la mitología svirfneblin por los cuentos del Gran rubí rojo (el sol poniente) hundiéndose en la tierra.

El Festejo de la estrella celebra la continua protección que el Hermano de las profundidades proporciona a los descendientes de los svirfneblin que le siguieron a la Tierra profunda. Este día sagrado está señalado por los gnomos de las profundidades que se reúnen en la orilla de un lago o estanque subterráneo para observar un suceso anual: cómo pequeños parches de unas especies de hongos fosforescentes criadas especialmente en el techo de la caverna brillan como estrellas, creando la ilusión de un cielo nocturno que se refleja en las aguas bajo él. Para los gnomos de las profundidades este acontecimiento reafirma sus lazos ancestrales con el mundo de la superficie y les asegura que no han sido abandonados en el hostil entorno de las profundidades bajo la superficie de la tierra. Muchos clérigos se hacen multiclase como guerreros o ilusionistas. No reprenden muertos vivientes, sino que los expulsan.