Enclave Esmeralda

El Enclave Esmeralda es un grupo de largo alcance que se opone a las amenazas al mundo natural y ayuda a otros a sobrevivir los muchos peligros de la naturaleza. Un guardabosques podría ser contratado para llevar una caravana a través de un paso de montaña traidora o la tundra congelada de Icewind Dale. Un druida puede ser voluntario para ayudar a un pequeño pueblo a prepararse para una larga y brutal invierno. Bárbaros y brujas que viven como ermitaños mayor parte del año podrían defender un pueblo contra orcos o bárbaros merodeadores. Los miembros del Enclave Esmeralda saben cómo sobrevivir, y lo más importante, quieren ayudar a otros a hacer lo mismo. Ellos no se oponen a la civilización o progreso, pero se esfuerzan por evitar que la civilización y la naturaleza se destruyan los unos a los otros.

Los miembros del Enclave Esmeralda están repartidos por todas partes, y por lo general operan en forma aislada. Ellos aprenden a depender de sí mismos más que a otros. La supervivencia en un mundo duro también exige gran fortaleza y el dominio de ciertas habilidades de lucha y supervivencia. Los miembros del Enclave que se dedican a ayudar a los demás a sobrevivir a los peligros del desierto son más sociales que otros que se encargan de la defensa de los claros sagrados y preservar el equilibrio natural.

Los dogmas de los Cuidadores son seis; preservar la naturaleza en todas sus formas, controlar la expansión humana, reconocer que la naturaleza abarca mucho más que los simples bosques, aceptar que la magia no debe ser utilizada para la destrucción en masa, advertir contra el uso de la magia a gran escala por miedo a efectos secundarios inesperados y hacer frente común contra el mundo exterior. La mayoría de sus miembros veneran a Eldat, Mielikki o Silvanus, y todos ellos visten algún tipo de símbolo verde. Viajan a menudo, en busca de amenazas para los recursos naturales y de aliados potenciales en otras tierras.

Aunque el principal objetivo del Enclave Esmeralda es conservar la naturaleza sus miembros no se oponen de forma directa al progreso. Prefieren colaborar con las gentes civilizadas para fomentar la salud del mundo natural en lugar de emplear actos violentos para detenerla. Se sabe que los druidas han permitido a leñadores trabajar en zonas del bosque que necesitaban una reducción controlada, aunque siguen oponiéndose a la tala indiscriminada.

HISTORIA

Con base en la isla de Ilighôn, junto al Estrecho de Vilhon, el Enclave Esmeralda es una organización de druidas y otras gentes que protegen los recursos naturales del Estrecho de Vilhon y las tierras cercanas. Los miembros del Enclave, conocidos como Cuidadores, evitan el bien y el mal para centrarse en las necesidades del mundo natural y resistirse a la invasión de la humanidad. Fundado en el Año del Hombre Considerado (374 CV) las acciones del enclave han influido en las vidas tanto de privilegiados como de humildes.

Recientemente el Enclave ha empezado a enviar células a otras células que, a su entender, podrían verse amenazadas, como Bosque Alto, Cormanzhor, Weldazh y los bosques del Gran Valle. Tales células son pequeñas, estando formadas a menudo sólo por un grupo de personas, pero vigilan de cerca a las organizaciones peligrosas para sus objetivos, como la Iglesia de Talos o el Pueblo de la Sangre Negra.

CREENCIAS

  1. El orden natural debe ser respetado y preservado.
  2. Fuerzas que tratan de alterar el equilibrio natural deben ser destruidos.
  3. La naturaleza puede ser dura. No todo el mundo puede sobrevivir en ella sin ayuda.

OBJETIVOS

  1. Restaurar y preservar el orden natural.
  2. Mantener las fuerzas elementales del mundo bajo control.
  3. Mantener la civilización y la naturaleza para evitar que se destruyan los unos a los otros.
  4. Ayudar a otros a sobrevivir a los peligros de la naturaleza.

INSIGNIA DE FACCIÓN

Broche en forma de hoja.