Gnoll

Gnolls

Los bestiales y sangrientos gnolls son una raza salvaje parecida a las hienas, que el resto de razas de Faerûn considera una plaga. Un gnoll alcanza la mayoría de edad a los 12 años, se considera de mediana edad a los 30 años, viejo a los 45 y venerable a los 60. Puede vivir hasta 84 años. Los Gnolls adultos miden entre 1.9 a 2.1 metros los varones y entre 2 a 2.2 metros las mujeres, siendo estas más altas, robustas y fuertes que ellos. Los Gnolls suelen vivir en planicies cálidas, preferiblemente en las colinas arboladas que bordean los pastizales. Los Gnolls usualmente invaden bosques, principalmente para cazar, lo cual los lleva a tener conflictos con los elfos.

Características:

♦ Idiomas automáticos: Gnoll.
♦ Ajustes de los gnolls a las características: +4 Fuerza, +2 Constitución, -2 Inteligencia, -2 Carisma.
♦ Aptitudes especiales: Visión en la oscuridad, Competencia con arma marcial (arco corto), Competencia con arma marcial (hacha de batalla), +1 CA natural.
♦ Zona de inicio: Distrito portuario de Murann.
♦ Ajuste de nivel: +1 Los Gnolls son ligeramente mas poderosos que el resto de razas.
♦ Requisito para no ser considerada subraza cerrada: Rol racial Gnoll, alineamiento CM o a un paso, procedencia Murann
♦ Cómo selecciono esta raza/subraza: Escribe 'Gnoll' en subraza. Si no cumples alguna de estas restricciones, el mismo servidor no te dejará jugar.

Como son los Gnolls:

Descripción física y Ecología: Si una hiena pudiera caminar sobre dos piernas y empuñar armas, no sería muy diferente de un gnoll. Casi idéntico a las hienas, los Gnolls poseen poderosas mandíbulas y grandes, fuertes torsos. Su piel es generalmente de color gris verdoso, y su pelaje está salpicado de manchas marrones, creciéndoles una melena que puede ir de un color gris rojizo a un amarillo pardo, aunque existen otras combinaciones, como pelajes amarillo oscuro y marrón cobrizo, otros colores son más inusuales.

Los Gnolls solo comen carne, preferentemente sin cocinar. Realizan incursiones y cazan bajo la cobertura de la oscuridad y duermen gran parte del día. Se deleitan atormentando y devorando a seres inteligentes. Los gnolls suelen vivir hasta los 84 años, aunque un individuo así es un remarcable espécimen. La mayoría de gnolls mueren durante su juventud en batalla o debido a los rigores de su primitiva vida. Las Gnolls suelen dar a luz a entre dos a cuatro cachorros, las cuales no pueden luchar durante 8 semanas. Una Gnoll guerrera entrega al cachorro inmediatamente después de nacido y vuelve a sus actividades normales sin más reparos. Los cachorros crecen en guarderías, al cuidado de nodrizas y esclavos hasta que puedan defenderse por sí mismos. Después de sus primeros 2 meses, un gnoll pequeño comienza a crecer rápidamente y desarrolla una impresionante cantidad de masa muscular. Es en esta época donde comienza a comer carne. Los cachorritos detestados son llevados a una caverna distinta en donde practican sus habilidades de cacería y observan los comportamientos de los adultos. No es seguro para ellos acercarse al grupo principal de la tribu hasta que son adultos, debido a que un cachorro pisado sin querer es tan buena comida como cualquier otra. Los Gnolls se vuelven adolescentes a los 2 años, época en la cual se integran al resto de la tribu y comienzan a cazar y luchar por ellos mismos.

Alineamiento: La mayoría de gnolls son caóticos y malignos, robando lo que desean de cualquiera que no sea lo suficientemente fuerte para defenderlo y sin paciencia para las normas. Los que se comportan de otro modo entierran su naturaleza bajo la devoción servil a un amo poderoso o se conminan a mejorar con lo que hacen.

Gnolls en Faerûn: Los Gnolls suelen vivir en planicies cálidas, preferiblemente en las colinas arboladas que bordean los pastizales. Los Gnolls usualmente invaden bosques, principalmente para cazar, lo cual los lleva a tener conflictos con los elfos. Estas son las zonas más conocidas de donde viven Gnolls en los Reinos olvidados.

La Vereda: Al norte del mar de la Luna, la gran tierra gris de Thar abre el camino a una estepa conocida como La Vereda y la Tierra Torturada. La tierra torturada ostenta las ruinas de una ciudad perdida rodeada de incontables tribus gnolls lideradas por flinds hembras. La Flind Congelada, como es conocida a los bardos, fue quizás el centro de una civilización gnoll liderada por flinds, o quizás fue un bastión de la humanidad en el centro de un enorme mar de humanoides caninos. Los Gnolls y Flinds de esta zona son liderados por clérigas de Yeenoghu, cuyas predecesoras supuestamente fueron quienes convocaron al trio Nefario que logró el fin de Myth Drannor. Estas tribus gnolls se enfrentan constantemente entre ellas y con los bárbaros humanos del Paseo.

Nota: Un Flind es una subraza de gnoll. Son más pequeños, fuertes, y carismáticos que sus primos gnolls.

El Shaar: Bandas nómadas de cazadores Gnolls también habitan el Shaar, cazando los grandes rebaños de herbívoros que deambulan por los pastizales de la sabana. La mayoría de las tribus gnolls del sur tienen sus hogares tradicionales en las colinas y las zonas más bajas de las pendientes de las montañas que atraviesan el Shaar, incluidas las colinas pardas, las montañas Uthangol y los huesos de dragón. Los Gnolls son más comunes en la mitad occidental del Shaar, especialmente cerca de las ricos al norte del Valle Channath. Los Gnolls históricamente han atacado los asentamientos cerca de las orillas del lago Lhespen y las caravanas que se mueven a través de la región. Debido a esto, la gente de la nación de Lapaliiya que habita al suroeste ha realizado grandes impulsos con el fin de erradicarlos ya en contadas ocasiones en el pasado, aunque ninguna ha sido exitosa.

Thay: En la meseta de Thay vive una gran cantidad de gnolls, proporcionando feroces guerreros a los Magos rojos para aterrorizar tanto a sus gentes como a las tierras vecinas. Los Gnolls Thayinos han habitado mucho tiempo antes de que esta nación se conformara. Los magos rojos, entendiendo el valor salvaje que poseen estas criaturas, en vez de iniciar una batalla contra estos y erradicarlos, les ofrecieron unirse a su gloriosa nación, bajo la recompensa de matanza, pillaje y sangre. Como resultado de esto, los Gnolls thayinos son considerados ciudadanos de baja categoría y forman parte de las legiones de Thay, siendo empleados debido a su naturaleza cobarde como hostigadores o asaltantes en vez de tropas de línea frontal. Otro grupo de Gnolls participa activamente como gladiadores en los coliseos de Thay, debido a la pasión por la batalla y la sangre de estas criaturas, muchos son adorados dentro de este sangriento entretenimiento, aunque muchos otros encuentran su fin en esto.

Los Gnolls del Weldath y Murannheim: Durante el asedio de Murann por las fuerzas de Sothillianas, el reino de Tethyr junto a sus aliados los elfos del bosque de Weldath mantuvieron sus fuerzas en la zona norte, impidiendo el paso de los ejércitos de trasgoides, kobolds y ogros del norte. Los elfos de Noromath y los ejércitos de Cabo Velen unieron fuerzas para fortificar la frontera mientras Imnescar, Caravasar y Murann caían en manos de los ogros hechiceros. Mientras algunas tribus de trasgoides viajaron desde Amn con el fin de penetrar en el camino del comercio de Tethyr y el bosque de Weldath, estos fueron fácilmente abatidos. Por el contrario, los números de monstruos que asaltaban la ciudad Amniana de Murann se vieron reforzados por trasgoides, ogros y algunos gnolls que moraban en el bosque. Fue durante esta época que unas pocas tribus Gnolls que moraban en el Bosque de Weldath viajaron a asistir a Sothillis y Cyrvisnea en el ahora conocido Imperio de Murannheim, con el fin de obtener comida, botín y derramamiento de sangre gracias a los poderosos ogros hechiceros.

Las tribus de Gnolls del Weldath que se asentaron en Murannheim son escasas, y aunque pocas, los Gnolls que habitan el imperio son tan agresivos y rapaces como todos los demás Gnolls. Aunque no suelen asesinarse entre ellos tan a menudo gracias a la mediación de los Ogros Hechiceros, estos han sabido redireccionar la furia salvaje de estas criaturas en contra de sus enemigos. Las tribus de Gnolls que habitan Murannheim son parte de la horda del mismo, y se encuentran ubicadas principalmente en la zona Sur del imperio, en la cercanía de la Península del cuello de dragón, asentados en las distintas cuevas que allí moran.

Vida y Sociedad:

Sociedad: El gnoll típico tiene pocas virtudes. Es un matón cruel y odioso que no duda en robar o atormentar a los más débiles, del mismo modo que se somete en presencia de los que son más fuertes. Gandul y de mal carácter, prefiere robar lo que necesita y matar a cualquiera que se interponga. Sólo la promesa de botín y la matanza fácil puede hacer que realmente se esfuercen, e incluso entonces es probable que dejen la tarea para abandonarse a sus instintos rateriles excepto que un líder fuerte los haga obedecer.

Un pequeño número de gnolls sobresale entre la naturaleza violenta y cobarde de sus compañeros, enorgulleciéndose de su habilidad con las armas y su ferocidad natural. Aunque siguen despreciando a los débiles, estos gnolls tienen una nobleza salvaje que puede soportar la privación y el peligro reales para demostrar que son los combatientes más duros. Donde un gnoll común es un completo fanfarrón, un gnoll superior no pierde el tiempo con palabras; golpea duro y rápidamente para conseguir lo que quiere. Un gnoll con tal determinación y coraje es raro, y generalmente consigue una posición de liderazgo entre su gente. Si bien otros seres ven a los gnolls como criaturas crueles, brutales y sucias (que lo son). No son estúpidos, y no son tan simples como muchos asumen. El subestimarlos como enemigos suele implicar caer en sus astutas estrategias. Los líderes gnolls más inteligentes suelen mantener esta reputación con el fin de que sus enemigos se confíen. Solo entonces los gnolls atacan, con un efecto devastador.

Como las hienas, los Gnolls tienen una sociedad matriarcal. Las hembras son más robustas y fuertes físicamente que los varones, y la hembra alfa es la líder absoluta de una tribu siempre y cuando sea capaz de mantener su rango de otras hembras. Las Gnolls suelen tomar de compañero al más apto físicamente de la tribu, pero no suelen tener relaciones duraderas. Debajo de la alfa, los demás gnolls se ordenan a sí mismo simplemente bajo la regla de que la fuerza da la razón, aunque la líder de una tribu puede ascender o degradar a cualquier miembro, sin importar su estatus. Los varones más agresivos pueden en ocasiones ostentar un alto rango en una tribu, aunque deben soportar desafíos mucho más frecuentemente que las hembras. Aquellos gnolls considerados de bajo estatus y los ancianos son relegados a posiciones domésticas de la tribu, principalmente la crianza de los niños gnoll. Sin embargo, estos humildes individuales están por encima de los esclavos, quienes deben soportar una constante mala alimentación y malos tratos. Los Gnolls usan a los esclavos para labores de limpieza y remiendos, así como las tareas más duras, como cavar o talar árboles.

Una tribu Gnoll rara vez crea su propia morada, prefiriendo mudarse a una caverna, edificio en ruinas, o calabozo que haya sido abandonado por sus anteriores habitantes. Otras veces, los habitantes siguen habitando en el lugar, y si este es débil o le superan en número, los gnolls lo matan o expulsan. Ocasionalmente, los gnolls realizan pactos para coexistir con habitantes más poderosos, pero los gnolls más comúnmente prefieren simplemente retirarse y buscar un mejor hogar. Cuando una tribu se ha establecido en un área, la hembra dominante elige la zona más espaciosa para ella misma. La líder entonces marca su territorio, no con orina como lo hacen los animales, sino con un sigilo dibujado con sangre. El “donante” es el miembro de menor rango de la tribu, quien es mordido por la alfa en una demostración de autoridad. Después de esto, la alfa designa un lugar para la crianza de niños de la misma forma. Después de esto, los gnolls restantes compiten entre ellos por el espacio para vivir. Trozos de pelaje marcan generalmente la guarida de los miembros de mayor autoridad de la tribu.

Religión: Los Gnolls veneran principalmente a Yeenoghu, un príncipe demoníaco quien es el patrón de su perversa raza. No son especialmente devotos, pero una tribu o un clan que pase por una racha de mala suerte puede recurrir a Yeenoghu mediante el sacrificio de prisioneros vivos.

La adoración de los Gnolls a Yeenoghu está estrechamente ligada a las fases de la luna y su sociedad matriarcal. Yeenoghu representa el compañero ideal para las gnolls mujeres. La luna nueva es considerada la mejor época para realizar sacrificios al príncipe demoníaco, y los gnolls aumentan sus ataques durante esta época con el fin de tomar la mayor cantidad de prisioneros posibles. Durante estos rituales, los gnolls llevan a los humanoides captivos a cavernas especialmente preparadas con el fin de representar la guarida de Yeenoghu. Aquí, acólitos vestidos con ropas marrones manchadas de sangre sacrifican a las personas mientras los clérigos y la líder de la tribu aúllan por el favor de Yeenoghu.

Aquellas tribus gnolls que no veneran a Yeenoghu suelen a adorar a las deidades de la furia del panteón Faerûnio, principalmente Malar y Talos. Los Gnolls no suelen ser una raza contraria a la adoración a la naturaleza, y suelen ser respetuosos de esta, aunque de las formas más brutales y salvajes de esta.

Idioma y nombres: La mayoría de gnolls sólo habla su propio idioma, el gnoll, pero los personajes jugadores también saben común. Aquellos gnolls más inteligentes o hábiles suelen aprender otros idiomas para entender a sus presas o entender a sus líderes. Al igual que otras criaturas, los gnolls usan nombres en su idioma principal, el gnoll. Los gnolls suelen usar el mismo apellido para reconocerse entre distintas manadas. Estas son algunas ideas de nombres y apellidos gnoll:

Nombres de Mujer: Amal, Hett, Ishtish, Senga.
Nombres de Varón: Brask, Durrash, Faush, Lask, Thovarr, Wesk.
Apellidos: Colmillosangre, Arrancaorejas, Rasgacaras, Rompelanzas.

Personajes: Los gnolls suelen ser considerados bribones y matones depravados, y la mayoría viven según estas expectativas. Sin embargo, en las tierras donde los gnolls son comunes, un pequeño número son dignos de la suficiente confianza (apenas) para conseguir trabajo como guardias, rastreadores o músculo de alquiler. Como espada de alquiler, un gnoll normalmente se encuentra entre los grupos de la peor calaña.

Los Gnolls usualmente tienen niveles de explorador, su clase predilecta, debido a su afinidad a la cacería y sed de sangre. Aquellos Gnolls más sedientos de un combate frontal suelen ser principalmente bárbaros, aunque los guerreros no son raros entre sus filas. Aquellos gnolls más devotos suelen convertirse en clérigos de Yeenoghu u otras deidades. En los raros casos que los gnolls escuchan la llamada de la naturaleza, estos suelen convertirse en druidas, principalmente de las deidades de la furia, como Malar o Talos. Los gnolls no suelen practicar la magia arcana, pero los pocos que manifiestan aptitudes arcanas suelen ser hechiceros o brujos que manifiestan su herencia demoníaca, esto suele ser visto como un buen presagio de Yeenoghu en la sociedad gnoll. El resto de clases no suele atraer demasiado a los gnolls.

Relaciones con otras razas: En general, nadie tiene buena disposición hacia la especie gnoll, ni siquiera ellos mismos. Los pueblos civilizados, como los humanos o los elfos los consideran merodeadores crueles y rapaces de la misma calaña que los orcos o los trasgos, y ni siquiera otras razas salvajes se llevan bien con ellos. Las partidas de gnolls sirven al imperio de Murannheim o a los Magos rojos de Thay por miedo y por la posibilidad de saquear o atormentar a los más débiles.