Laduguer


<5>El Exiliado, el Protector Gris, el Amo de la Artesanía

Deidad Intermedia Enana

Símbolo: Virote roto de ballesta sobre escudo.
Plano natal: Mazoadusto.
Alineamiento:Legal Maligno.
Ámbito: Creación de armas mágicas, artesanos, magia, enanos grises.
Adoradores: Enanos, guerreros, maestros del saber.
Alineamiento de los clérigos: LM, LN, NM.
Dominios: Enano, Ley, Magia, Mal, Magia, Protecciónl
Arma predilecta: "Mazoadusto" (martillo de guerra).
Colores eclesiásticos: Gris acero y gris.

Desde que los duergar se separaron de sus primos enanos, Laduguer ha albergado un amargo resentimiento. El Protector gris ve a sus primos de los Mordinsamman como matones indolentes, más dedicados a mantener tradiciones caducas que al progreso y al artificio. Esto no quiere decir que Laduguer sea un librepensador: él se adhiere a su propia rama de disciplina intolerante, entretejiendo una doctrina de obediencia al líder, potenciada mediante la explotación de esclavos, el enriquecimiento mediante la creación de armas mágica y la protección a través de un programa implacable de férrea preparación militar. Enormemente xenófobo, Laduguer presiona a aquellos a su cargo para que eviten el contacto eón otras razas, salvo para un comercio limitado e incursiones a por esclavos.

HISTORIA Y RELACIONES

Ningún mortal conoce la ra-zón exacta que hay tras el exilio de Laduguer del Morndinsamman. Los enanos escudo y dorados dicen que cometió crímenes innombrables contra sus hermanos y que sólo fue librado de la gran Mazalma de Moradin por la templanza y clemencia de Berronar. Los enanos grises explican una historia completamente diferente, presentando al Protector gris como un defensor de una filosofía justa e innovadora que sin embargo ofendió tanto al Padre de los enanos que Laduguer fue expulsado del panteón para siempre. A pesar de ello, el Exiliado es al menos. tolerado por Dugmaren y Sharindlar; el resto de los Morndinsanunan le tienen un profundo desprecia. Duerra de las Profundidades, que muchos consideran hija de Laiduguer, es su única aliada verdadera (e incluso ella gesta múltiples planes contra él). La dominación de su raza en el mercado de monturas le ha proporcionado la enemistad de Lolth, y una antigua disputa con el príncipe demonio Orcus se ha ido alimentando con fuerza hasta la actualidad.

DOGMA

Los hijos de Laduguer han rechazado a los irresponsables y débiles dioses de sus antecesores y se han alejado de su holgazán antiguo pueblo para no ser tentados por su debilidad. La obediencia estricta a los superiores, la dedicación al arte de cada uno y el trabajo duro sin fin son necesarios para alcanzar riquezas seguridad y poder. Nada es nunca fácil, ni debería serlo. Sufre el dolor estoicamente y permanece inmutable, porque mostrar o incluso sentir emoción es demostrar debilidad. Aquellos que son débiles son de poco mérito y sufrirán un destino apropiado. La adversidad es la forja de Laduguer, y los duros caminos por los que los duergar deben pasar son los golpes de su martillo: resístelo todo y te harás más duro que la adamantina.

CLERO Y TEMPLOS

Los duergar no reconocen ninguna diferencia entre autoridad religiosa y secular, haciendo a los clérigos de Laduguer (conocidos como "Thuldor", un 'término enano que significa "Aquellos que resisten") los gobernantes nominales de la sociedad de los enanos grises. Los duergar ven su existencia como una lucha constante contra otras razas de la Infraoscuridad, y los Thuldor son la única constante que ha mantenido la raza unida y poderosa incluso en los días en que los clérigos de Laduguer condujeron por primera vez a los enanos grises lejos de sus hermanos de la superficie. Muchos templos incluyen establos de diferentes tamaños, utilizados para el cuidado y cría de monturas, enormes arañas monstruosas. Cazadoras utilizadas como medio de transporte por muchas razas de la Infraoscuridad. Los duergar, bajo la guía de los Thuldor, han acaparado el mercado de estas bestias de carga, muy entrenables y versátiles, proporcionando a la raza una considerable influencia financiera en la Noche inferior. Se espera de los clérigos que sirvan en el ejército.

Los Thuldor rezan para sus conjuros por la mañana, normalmente antes de dedicar al menos una hora a diseñar, crear o mejorar un arma mágica. Los duergar disfrutan de pocas ceremonias religiosas dé relevancia, ya que las celebraciones proporcionan una peligrosa pausa en el duro trabajo con el cual los duergar han ganado su prolongada existencia. Los clérigos de Laduguer raras veces se hacen multiclase, convirtiéndose ocasionalmente en campeones divinos, guerreros o maestros del saber.