Osgo

Osgo (requiere permiso DM)

Los osgos (también llamados bugbears), los más grandes y fuertes de los trasgoides, son más agresivos que sus parientes más pequeños. Estas criaturas humanoides viven para cazar a toda criatura más débil que ellas. La nariz es la causa del origen de su nombre, aunque estas criaturas no están relacionadas con los osos.

Los osgos miden entre 1.9 a 2.1 metros. Todos los trasgoides tienen la misma expectativa de vida y las mismas categorías de edad que los semiorcos.

Nota: Las palabras Trasgoide y Trasgo significan cosas distintas. "Trasgoide", hace referencia a la gran familia de trasgos (de la cual forman parte los osgos), mientras que la palabra "Trasgo", hace referencia a la subraza en concreto.

Características:

♦ Idiomas automáticos: Trasgo.
♦ Ajustes de los osgos de agua a las características:+4 a fuerza, +2 a Destreza, +2 a Constitucion, -2 a Carisma.
♦ Aptitudes especiales: Apariencia de osgo (varias disponibles), Raza humanoide trasgoide, Bonificador de +3 a la armadura natural, Bonificador de +4 a Moverse sigilosamente, Aprendizaje rápido (ganan 1 dote adicional a 1.er nivel) y Habilidoso (4 puntos de habilidad adicionales a 1.er nivel, más 1 punto de habilidad adicional en cada subida de nivel).
♦ Zona de inicio: Distrito sur de Murann.
♦ Ajuste de nivel: +1. Los osgos son ligeramente más poderosos y ganan experiencia de forma más lenta que la mayoría de las otras razas comunes de Faerûn.
♦ Cómo selecciono esta raza/subraza: Elige de raza humano, pon Osgo en subraza y no tengas alineamiento bueno. Si no cumples alguna de estas restricciones, el mismo servidor no te dejará jugar.

Cómo son los Osgos:

Los trasgoides o goblinoides son una raza humanoide (como los elfos y los enanos) que incluye a cuatro subrazas diferentes: trasgos, grandes trasgos, osgos, y los relativamente nuevos trasgos dekanter. Estas criaturas se parecen lo suficiente física y socialmente para ser consideradas dentro de un mismo grupo. Están estrechamente relacionadas a través de su idioma y cultura.

Regiones principales: Aunque los Trasgoides son una raza que se puede encontrar en casi todo Faerûn, son especialmente comunes en el Imperio de Murannheim, las tierras del Anauroch, Chult, Cormyr, el Mar de la luna, el Norte, Vaasa, el Vasto, y las tierras centrales occidentales.

Los Trasgoides de Murannheim:Después de conseguir la información sobre la armería de Nedeheim de parte de los ogros hechiceros, Sothillis y Cyrvisnea tardaron más de una década uniendo a una gran parte de los Trasgoides asentados en los dientecillos y sus zonas aledañas. Al momento de lanzar el gran ataque para conseguir la armería de mano de sus líderes ogros hechiceros, estas criaturas participaron en los asaltos a la nación de Amn en la época conocida como las Guerras Sothillianas. Tras la guerra, los ogros hechiceros y sus tropas se asentaron en la ciudad Amniana de Murann, en donde asesinaron a gran parte de la población y esclavizaron al resto. Los Trasgoides fueron uno de las razas principales del grueso del ejército de los Ogros, y siguen siendo una de las razas principales que habita Murann.

La mayoría de los osgos de Murannheim participa en el imperio como ciudadanos de media categoría. Así mismo, los Trasgoides forman parte de una de las hordas principales a cargo de los emperadores, las cuales habitan toda la extensión del imperio Sothilliano en los dientecillos.

Descripción física: Los trasgoides más grandes, los osgos, se alzan normalmente entre los 1.9 hasta los 2.1 metros de altura y suelen pesar hasta 136 kgs. Su piel resistente y garras afiladas también se asemejan a las de estos animales, pero sin embargo las manos de un osgo son mucho más diestras que las zarpas de un oso. Las garras de estas criaturas son demasiado pequeñas para ser utilizadas como armas eficaces.

Su piel es habitualmente amarillenta, con tonalidades desde el marrón hasta el amarillo mostaza. Su grueso y áspero pelo suele ser castaño, con una coloración que abarca desde el castaño hasta el rojo ladrillo. Sus ojos son de un color blanco verdoso con las pupilas carmesíes, y sus orejas tiene más forma de cuña que las de sus parientes más pequeños.

Perspectiva: Cualquiera que sea la subraza, los trasgoides son todos unos matones. Se aprovechan de criaturas pequeñas siempre que pueden, y cuando se enfrentan a una fuerza superior huyen con el rabo entre las piernas. Debido a su tamaño menor, los trasgos prefieren las emboscadas, utilizando cada truco que conocen para obtener ventaja. Aunque son astutos tácticamente, los grandes trasgos y los osgos prefieren normalmente un acercamiento más directo, a menudo empujando a tropas más débiles delante de ellos ante cualquier peligro que perciban.

La vida en una comunidad trasgoide carece de valor. Siempre hay una docena de individuos detrás de ti intentando trepar hasta tu posición, preparados para ocupar tu lugar tan pronto como falles. Los líderes trasgoides gobiernan por medio de una crueldad agresiva, amenazando a cualquiera que se encuentre en su camino y matando a aquellos lo suficientemente estúpidos como para desafiarles. Los trasgoides están siempre intentando adelantarse unos a otros, casi siempre apuñalando al que tienen delante de ellos.

Por supuesto, los trasgos carecen de la fuerza y la ferocidad para dirigir a los grandes trasgos. De manera similar, los grandes trasgos están a merced de los osgos. Las diferencias de tamaño entre las razas son demasiado grandes para superarse. Un grupo de trasgoides más pequeños puede unirse a veces para superar a un pariente más grande, pero suelen acabar traicionándose unos a otros ante la criatura más grande. Aunque tengan éxito en su empeño, las criaturas pequeñas suelen acabar peleándose y riñendo sobre quién está ahora al cargo, y otro de los trasgoides más grandes suele llegar al lugar y poner fin a cualquier discusión matando a cualquiera que reclame ese liderazgo. La mayoría de los trasgoides eligen la vida de aventurero simplemente para irse de su clan. Algunos lo hacen sólo por razones de supervivencia, porque están seguros de que morirían si se quedasen. Otros creen que si pueden encontrar poder real en el ancho mundo podrán volver a su tierra natal y conquistarla.

Clases: Los osgos prefieren la clase de pícaro, ya que la traición es gran parte de su éxito y de su poder en combate. Muchos osgos multiclasean como guerreros/pícaros, y unos pocos sirven a su clan como clérigos.

Sociedad Trasgoide: Es difícil crecer en la sociedad trasgoide. Sobrevivir simplemente hasta llegar a la edad adulta es una combinación de suerte, planificación cuidadosa y agresión despiadada. La regla de oro entre los trasgos es hacérselo a los demás antes de que ellos te lo hagan a ti. Los niños trasgoides establecen una jerarquía similar a la de sus padres. Los más grandes se meten con los más pequeños, utilizando las habilidades de matón que tan bien les servirán cuando se conviertan en adultos. En las comunidades trasgoides, hay tantos niños como adultos. Las razones son muchas, pero conducen a dos hechos inevitables. Primero, la mayoría de los trasgoides no sobreviven a sus duras infancias. Segundo, muchos adultos sufren muertes violentas antes de que puedan avanzar demasiado en la sociedad trasgoide. Cuando las provisiones escasean, son conocidos por matar y comerse a los miembros de otras razas, incluidos trasgoides más pequeños.

No hay un sentido de la intimidad en la mayoría de los clanes trasgoides. La mayoría de los clanes viven en una gran zona comunal, a menudo una caverna. Solo los líderes del clan tienen el privilegio de tener sus propias habitaciones. A esos líderes les gusta limitar la intimidad, ya que temen que aquellos a los que no pueden ver podrían usar esa oportunidad para planear traiciones. De cualquier forma esto sucede todo el tiempo, pero es más difícil llevarlo a cabo en la sala común, ya que muchos trasgos serían felices de vender a cualquiera que se amotine a cambio del favor de su líder.

Es raro para un trasgoide alcanzar una edad longeva. Al primer signo de debilidad, los trasgoides más ancianos son desafiados constantemente por los más jóvenes, uno después de otro. Finalmente, la juventud y la persistencia triunfan sobre la edad y la traición. Fuera de sus hogares, la mayoría de los trasgoides intenta duplicar las condiciones bajo las que creció. Buscan a los que son más débiles y los intimidan para que se unan a su recién creado clan. Incluso los trasgoides que han renunciado a sus clanes nativos y se han convertido en aventureros a menudo caen en los viejos hábitos, si tienen oportunidad.

Sociedad Osga: Los osgos prefieren habitar en regiones montañosas templadas con muchas cuevas, donde viven en unidades tribales pequeñas, liderada cada una por un único osgo, normalmente el más grande y feroz. En todas ellas hay el mismo número de jóvenes que de adultos. Los niños no se unen a los adultos en el combate, pero lucharán para protegerse a sí mismos o a sus madrigueras. Sólo tienen dos objetivos reales en la vida: la comida y el tesoro, y consideran que las presas y las intrusos son una valiosa fuente de ambas cosas. Estas criaturas, extremadamente codiciosas, aprecian cualquier cosa que brille, incluidas las armas y armaduras, y nunca pierden una oportunidad de aumentar sus reservas mediante el robo, el saqueo o las emboscadas.

En raras ocasiones, tratan de negociar con otros seres si creen que pueden ganar algo, pero no son negociadores hábiles, perdiendo la paciencia con rapidez si tales encuentros se alargan demasiado. A veces se los ha encontrado dirigiendo a trasgos y grandes trasgos, a los que atemorizan despiadamente. Los osgos sobreviven principalmente gracias a la caza, y comen cualquier cosa que logren derribar. Toda criatura es una fuente legítima de comida, incluyendo a los monstruos e incluso a sus parientes más pequeños. Cuando la caza escasea, hacen una nueva incursión y emboscada para llenar sus marmitas y hacer un buen estofado.

Idioma: La mayoría de los trasgoides sólo habla trasgo. Los más inteligentes suelen hablar también común, así como aquellos que se convierten en aventureros. Los grandes trasgos y los osgos hablan tanto trasgo como común, tienen más necesidad de hacerlo ya que a menudo se ocupan de dar órdenes a otras criaturas y necesitan ser capaces de comunicarse con las criaturas a las que esclavizan. Los trasgoides de todo tipo son analfabetos, excepto aquellos qué poseen una clase de personaje distinta de bárbaro.

Deidades: Los trasgoides adoran a distintas deidades malignas. Esos dioses suelen exhortar a sus seguidores para que se reproduzcan lo máximo posible y así intentar superar a sus enemigos por su número superior. Esta es una de las razones por las que se considera que la vida no vale nada en los clanes de trasgos. Los trasgos, grandes trasgos, osgos e incluso los trasgos de Dekanter veneran a Maglubiyet, el dios de los trasgos. Están inspirados por los legendarios relatos de su fuerza y su astucia triunfando sobre todos. Aquellos que no adoran a Maglubiyet adoran a deidades malignas del panteón Faerûnio, así como a los poderes de los planos inferiores, principalmente archidiablos y archidemonios.

Relaciones con otras razas: Los trasgoides no se llevan bien unos con otros, y mucho menos con otras razas. No suelen agradarse inclusive entre los miembros de las otras subrazas trasgoides. De las razas de personaje más comunes, los trasgoides prefieren a los semiorcos, principalmente porque los trasgoides son utilizados para trabajar con orcos ocasionalmente, normalmente bajo las órdenes de algún caudillo osgo.

Todos los trasgoides sienten un odio especial hacia los elfos y los enanos y muchos les atacan en cuanto los ven. Los escasos personajes trasgoides de alineamiento bueno o neutral luchan por controlar este impulso, y normalmente suelen conseguirlo.

En el Imperio de Murannheim, la horda de osgos se contenta con servir a los Emperadores y otras criaturas más fuertes, como Ogros Hechiceros y Ogros. Como tal, estos son soldados caóticos y sigilosos de media categoría dentro del Imperio, y se han aprendido a relacionar con otros seres del imperio con lentitud, aunque su odio por elfos y enanos sigue intacto.