Semifata

Semifata (requiere permiso DM)

La naturaleza mágica de las fatas les permite tener descendencia con casi cualquier criatura. Estos descendientes, las semifatas, son seres enigmáticos y de espíritu libre. Las fatas sienten una gran curiosidad por otras criaturas, y pasan gran parte de su tiempo observando su comportamiento. A veces tienen devaneos con criaturas que no son fatas, olvidando con frecuencia que sus acciones tienen consecuencias. La prole de esos momentos de pasión puede ser totalmente ignorada por su progenitor fata, o completamente adoptada por esta, enseñándole secretos que sólo las fatas conocen.

Las semifatas maduran a la misma edad que su raza base (Ej. 15 Años para humanos), aunque son bastante longevas y luego de eso usan la tabla de edades de los elfos. Las semifatas usan la misma categoría de alturas que su raza base, aunque son ligeramente menos robustas que estas.

Características:

♦ Idiomas automáticos: Khondazano y Silvano.
♦ Ajustes de las semifatas a las características: +2 a Destreza, -2 a Constitución, +2 a Sabiduría, +4 a Carisma
♦ Aptitudes especiales: Raza Fata, Inmunidad a magia de encantamiento, Incremento de velocidad 10%
♦ Zona de inicio: El Claro plateado en los Picos de las Nubes.
♦ Ajuste de nivel: +2. Las Semifatas son ligeramente más poderosas y adquieren experiencia de forma más lenta que la mayoría de las otras razas comunes de Faerûn.
♦ Cómo selecciono esta raza/subraza: Elige de raza humano, pon Semifata en subraza, debes tener alineamiento caótico y cualquiera de las siguientes clases: Bardo, Druida, Explorador, Clérigo, Hechicero, Pícaro, Alma predilecta o Brujo. Si no cumples alguna de estas restricciones, el mismo servidor no te dejará jugar.

♦ Aptitudes por niveles:

Nivel 1: Hechizar persona 1 vez/día.
Nivel 1: Fuego feérico 1 vez/día.
Nivel 3: Detectar la Ley 3 veces/día.
Nivel 3: Dormir 1 vez/día.
Nivel 5: Protección contra la ley 3 veces/día.
Nivel 5: Terribles carcajadas de Tasha 1 vez/día.
Nivel 7: Confusión 1 vez/día.
Nivel 11: Dominar persona 1 vez/día.
Nivel 13: Invisibilidad mejorada 1 vez/día.
Nivel 15: Geas 1 vez/día (Conjuro roleado).

Cómo son las semifatas:

Ascendencia: Las semifatas son mestizos de un humanoide y una fata (algunas de esas criaturas deben utilizar magia para asumir una forma compatible con su pareja humanoide). En Puerta de Baldur, una semifata desciende de una fata (cualquiera que exista dentro del universo de D&D), y una raza humanoide básica del servidor (Humano, elfo lunar, elfo silvano, enano escudo, mediano piesligeros, gnomo de la roca y orco de la montaña).

Aunque cada semifata es distinta una de otra y puede tener cualquier ascendencia de fata, la elección de cada ascendiente feérico de una Semifata debe ser aprobada por el Staff. Estos son algunos ejemplos de las principales ascendencias feéricas de las semifatas de los Reinos olvidados:

Ninfa (Caótica buena)
Dríada (Caótica buena)
Pixie (Neutral bueno)
Sátiro(Caótico neutral)
Nereida (Caótico neutral)
Nixie (Neutral autentica)
Príncipe Verdinal (Neutral maligno)
Shadar-kai (Neutral maligno)

Descripción física: Las semifatas combinan rasgos de la raza humanoide que descienden (o la etnia humana en caso de ser humanos) y de la fata que fue su padre o madre. Todas las semifatas tienen un aspecto muy diferente al de su raza básica y son fácilmente reconocibles como una criatura extraña. Una semifata puede tener hasta un máximo de 4 rasgos de la fata que hereda rasgos.

Nota: Una semifata solo puede tener alas de mariposa si su ascendiente feérico tenía alas, estas deben solicitarse a nivel 1 y no deben perder una dote para obtenerlas.

Estos seres varían enormemente en su apariencia, y no hay dos que sean exactamente iguales. Las semifatas pueden ser hermosas y atractivas, de rasgos exagerados y esculpidos, o deformes y parecidas a trolls. A veces es evidente desde el nacimiento que el niño no es normal, pero otras veces hacen falta varios años para que aparezcan rasgos extraños. Independientemente de la forma que tengan, las semifatas siempre son carismáticas, y resulta intrigante observarlas. Siempre tienen, al menos, un rasgo distintivo, como alas, piel enjoyada o nudosa, o el pelo hecho de flores.

Las semifatas forman un grupo muy heterogéneo de seres: algunos son menudos y hermosos, y otros, feos y brutos. Algunos se parecen a los elfos, y tienen las orejas puntiagudas y los ojos almendrados. Otros se parecen más a los trolls, y tienen la piel verrugosa y las extremidades desproporcionadas. Independientemente de esto, todas las semifatas tienen varios rasgos que se salen de lo normal: cabello de colores vibrantes, cejas emplumadas, o tendencia a hablar en verso, por ejemplo. Sea cual sea su apariencia, todas las semifatas son criaturas muy carismáticas que llaman la atención allá donde van.

Perspectiva: Las semifatas nunca llegan a encajar del todo en ninguna sociedad mortal, donde se las considera incomparablemente extrañas y raras. Debido a su capacidad para hechizar y lanzar maldiciones, algunas semifatas son perseguidas por la población supersticiosa. Sin embargo, las fatas, que ven más allá de cosas superficiales como la apariencia, sí suelen aceptar hasta cierto punto a las semifatas.

Las fatas son famosas por su curiosidad (algunos dirían obsesión) por los humanoides y gigantes, ya veces se enamoran de una de estas criaturas. Las semifatas son la progenie de estas dos razas. Las semifatas buenas suelen ser defensoras devotas (aunque caprichosas) de la naturaleza, y hacen todo lo que pueden por mantenerla intacta. Las semifatas malignas son mezquinas, malintencionadas, vengativas y sádicas, y se deleitan en la confusión y el caos que pueden causar.

Sociedad: Las semifatas no tienen una cultura común, o bien se convienen en solitarios, o en cosmopolitas, probando todo lo que la vida les ofrece. También se ven atraídas por los mismos entornos naturales que otras fatas llaman su hogar. La mayoría de las fatas reaccionan favorablemente ante las semifatas y les considera familia lejana.

Personajes: Los personajes semifata suelen tener por clases predilectas a pícaros, bardos, druidas, exploradores, hechiceros y brujos. Debido a su picardía y astucia natural, muchas semifatas se sienten atraídas por los caminos del bardo o del pícaro, aunque los que se aíslan en en la naturaleza suelen volverse druidas o exploradores. No son raros los hechiceros y brujos semifatas que desarrollan la naturaleza mágica de sus padres. Los clérigos semifata son extremadamente raros, ya que la mayoría de las fatas sienten una gran aversión hacia la adoración de dioses.

Alineamiento: Las semifatas combinan los diversos ideales de su padre humanoide con el espíritu libre y caótico de las fatas. Debido a esto, todas las semifatas son de alineamiento caótico, aunque estas pueden variar entre el más amable de los corazones a crueles y depravadas.

Religión: Las semifatas suelen sentir aversión hacia la adoración de dioses, al igual que otras fatas o los fatadeudos, por lo que no son especialmente devotas. Aún así, las semifatas adoran a los dioses de la naturaleza del panteón Faerûnio u otro panteón. Aquellas semifatas criadas entre las hadas suelen adorar a una de las poco conocidas diosas feéricas, las de buen corazón a Titania, y aquellas de corazón oscuro a la Reina del Aire y la Oscuridad.