Waukeen


La Amiga del mercader

Deidad menor

Símbolo: Moneda de oro con el perfil de Waukin mirando a la izquierda.
Plano natal: Aguaclara.
Alineamiento: Neutral Auténtico.
Ámbito: Comercio, moneda, riqueza.
Adoradores: Mercaderes, comerciantes, los ricos, pícaros (aquellos que aprenden el arte del robo para enfrentarse a los ladrones).
Alineamiento de los clérigos: NA, LN, CN, NB, NM.
Dominios: Protección, Saber, Viaje.
Arma predilecta: “Nube de monedas” (nunchaku).
Colores eclesiásticos: Blanco y dorado.

Vibrante y vivaz, Waukeen es una diosa relativamente nueva, una dura trabajadora a la que le encanta la riqueza no por sí misma, sino por lo que puede ser hecho y adquirido con ella. Le encanta regatear, y el bullicio y ajetreo de los mercados. Gobierna sobre los tratos realizados sobre y bajo la mesa (el comercio tanto legítimo como el del mercado negro). Está interesada en la innovación, pero también puede ser obcecada y persistentes lo que a veces la mete en problemas. La Amiga del mercader tiene la apariencia de una delgada y hermosa mujer con ojos dorados y un largo y exuberante cabello del tono de los hilos de oro. Sus ropajes están tejidos con brillantes bandas de preciosos metales incrustados de gemas, y sus botas de suela de oro están hechas con perlas enlazadas.

Ampliamente admirada y envidiada antes de la era de los Trastornos, la iglesia de la Amiga del mercader sufrió enormemente durante el interdeium de Waukeen, un lapso de varios años en los que atuvo perdida y presumiblemente muerta. Aunque Waukeen ha comenzado a revitalizar la fe de sus adoradores, puede ser necesario mucho tiempo para volver a captar la opinión pública. Todo tipo de rumores sobre la desaparición de Waukeen y su retorno siguen surgiendo, siendo las acusaciones de que está realmente muerta o de que ha tenido tratos con demonios las más persistentes y dañinas.

Los clérigos de Waukeen rezan para sus conjuros justo antes de la puesta de sol, y deben iniciar sus plegarias arrojando una moneda en un cuenco ceremonial o una masa de agua. La iglesia celebra una docena de fiestas mayores, espaciadas aló largo del año, que honran a la contabilidad (Confortable recuento frío, el 15 de Mazo), la industria textil (Gran tejido, el 20 de Alturiak), La riqueza (Gran moneda, el 30 de Ches), La generosidad (Esferas, el 10 de Tarsakh), Los benefactores (Sammardach, el 12 de Mirtul), La perfección (Broquel brillante, el 21 de Kythorn), la realización de tratos (Sornyn, el 1 de Flamarul), la Pródigalidad (Huldark, el 17 de Elesias), la Magia (Espryndalstar, el 7 de Eleint), Guardias (Marthoon, el 1 de Marpenot), el arte (Tehennteahan el 10 de Uktar), y el lado oscuro de la riqueza (un solemne recuerdo de los males del exceso) (Orbar, el 25 de Noctal).

Los clérigos suelen hacerse multiclase como bardos, ojos áureos o pícaros para mejorar sus contactos y habilidades de negociación.

HISTORIA Y RELACIONES

Durante la era de los Trastornos Waukeen era una diosa relativamente joven con pocos enemigos aparte de Mask, cuyo ámbito estaba opuesto de forma natural al suyo, por ello fue bastante inesperado que Waukeen no fuese vista durante la era de los Trastornos y que nunca reclamase su manto tras su conclusión. La verdad tras su desaparición es que conspiró con Lliira para dejar atrás su manto divino y escapar al plano Astral con la ayuda de una deidad de otro mundo. Una vez en el plano Astral intentó volver a su reino a través del Abismo, para lo cual compró los servicios del señor demonio Graz'zt. Sin embargo Graz'zt la traicionó, haciéndola su prisionera, y no fue hasta su rescate, por unos arrojados aventureros en 1311 CV cuando volvió a recuperar su divinidad. Desde entonces Waukeen ha revitalizado y reafirmado su existencia entre sus adoradores,. así como la recuperación de su poder divino. Está aliada de forma muy próxima con Lliira (que conservó su ámbito de poder en orden mientras estuvo prisionera), Gond (cuyas invenciones aprecia), y Shaundakul (cuyo ámbito complementa al suyo). Aparte de Mask, su único enemigo verdadero es Graz'zt, del cual ha jurado que acabará vengándose.

DOGMA

El comercio es el mejor camino hacia el enriquecimiento. Incrementar la prosperidad general asegura una mayor civilización y felicidad para las criaturas inteligentes de todo el mundo, acercando a la gente a la edad dorada que tiene ante sí. No destruyas las mercancías, no restrinjas el comercio ni propagues rumores malintencionados que puedan perjudicar el negocio de alguien. Enfréntate a los rumores no probados y refuta los que puedan causar un impacto negativo en el comercio al ser escuchados. Entrega dinero libremente a los mendigos y hombres de negocios, pues cuantas más monedas tenga todo el mundo mayor será el impulso de gastarlas y comerciar, en lugar de atesorarlas. Venerar a Waukeen es conocer la riqueza. Proteger tus fondos es venerarla y compartirlos correctamente asegura tú éxito futuro. Recurre a ella al comerciar y te guiará para que lo hagas con sabiduría. El valiente encuentra oro, el prudente lo guarda y el tímido lo entrega.

CLEROS Y TEMPLOS

Los Waukeenar (como son llamados los clérigos de Waukeen) recorren el mundo ayudando a los mercaderes o trabajan en los templos de las grandes ciudades que sirvan como casas de cambio y prestamistas, almacenes para guardar con seguridad objetos y (de manera encubierta) como peristas para objetos robados, todo ello a cambio de una tarifa. Los miembros del clero de Waukeen tienen órdenes de donar el 25% de sus ingresos monetarios a la iglesia, de invertir en todas las empresas que sean llevadas a cabo por devotos adoradores de la deidad siempre que tengan cualquier esperanza razonable de tener éxito, y de aconsejar sobre las inversiones de otros si son abordadores por empresarios que desean hacer sustanciosas ofrendas a la diosas.

Los waukeenar no están por encima de la manipulación del comercio mediante rumores, de la compra de todas las existencias, del alquiler de salteadores de caminos y demás, pero las fuertes críticas públicas en el pasado de esas tácticas poco sutiles han levado a la iglesia a rechazar oficialmente este tipo de acciones y a ordenar a sus clérigos realizar estos trabajos sólo con la mayor sutileza, para que nadie sospeche que sus manos están metidas en el asunto pueda probar nada. El enriquecimiento personal, es una señal de un clérigo sabio, pero éste debe realizarse mediante inversiones por medio de terceras personas, no mediante actos abiertamente fuera de la ley.

Los templos de la Amiga del mercader están casi i siempre situados en lis ciudades donde el comercio es floreciente. Los templos de Waukeen están construidos en muchos estilos arquitectónicos, pero con una preferencia por la decoración ornamentada que prevalece no importa si el edificio es una elevada catedral o un templo clásico con un gran pórtico y muchas columnas. Estas casas de oración siempre están construidas con los materiales más finos y sin reparar en gastos. La decoración de los templos de Waukeen cubre los suelos, muros, pilares del tejado y el techo, si es posible. Los elementos decorativos son barrocos, intrincados y de colores brillantes, y presentan tantos metales preciosas y tantas gemas como puedan ser incrustadas en el diseño.

No obstante, a pesar de sus espléndidos adornos tanto en el interior como en el exterior, normalmente bajo la capa de oro hay poco menos que una fortaleza impenetrable, más segura que el tesoro de un rey. Estos templos proporcionan suntuosos alojamientos vigilados por clérigos a los mercaderes ricos que dan generosos diezmos a los templos durante sus estancias en la ciudad.Además, los templos pueden ser alquilados por los fieles para realizar espléndidas celebraciones, normalmente con la intención de impresionar a posibles Compañeros de negocios y desanimar a los rivales.

Los miembros del clero de Waukeen están entre los más lujosamente vestidos, rivalizando con los de Sune, Millil y Lathander en sus ricas ropas. Los ropajes ritua-les de los waukinos son chillones y ornamentados, con ropa interior de seda, mangas y botas recortadas y onduladas, antiparras e impertinentes (si los clérigos tienen algún problema de visión) varios objetos útiles pendiendo de cintas de seda y altas mitras doradas y cubiertas de gemas. Túnicas, pantalones, mallas o tabardos pueden ser llevados si así se desea (o si la estación lo hace práctico), pero siempre deben ser de lo más finos y costosos tejidos y pieles, teñidos y decorados de la manera más viva posible. El conjunto va cubierto por un brillante manto escarlata, pesado por la carga de miles de lentejuelas, broches, discos y florituras de varios metales preciosos. El traje se completa con guantes blancos y un cetro o bastón brillante, que o bien es mágico o es tallado ornamentalmente e incrustado con gemas. El alto clero normalmente lleva diademas con sus mitras, y su atuendo sobrepasa al de muchos monarcas.

La fe Waukeenar es de estilo jerárquico y tradicionalmente ha sido dirigida por un único pontífice, conocido por el rango de Moneda sagrada. Durante los largos años de ausencia de la Amiga del mercader, el Moneda sagrada Voz de la Dama Tharundar Olehm mantuvo a la iglesia de Waukeen unida desde Agujas de oro, la gran abadía que preside la bahía del Mercader en Athkatla. Ahora que Waukeen ha vuelto y la iglesia está en. el camino de la recuperación los pensamientos del anciano patriarca se han vuelto hacia a retiro, y muchos buscan el honor de reemplazarle cuando decida abandonar el puesto. En la auténtica tradición de la fe de Waukeen, esta competición implica forjar alianzas, consolidar tratados comerciales y otras formas de actividad mercantil en preparación para el día en que el recuento de monedas comience.

Destacadas entre los participantes hay cinco ambiciosas y hermosas mujeres de diferentes edades y pasados, las "Cinco furias". Barasta Cleeith, Daerea Ethgil, Faerthae Garblueth, Halanna Jashire y Sariila Tebrentan. Estas mujeres son todas miembros del clero con rango de Orosupremo que siguen un despiadado juego de lucha soterrada para convertirse en la sucesora de Tharundar como cabeza suprema de la iglesia de Waukeen en Faerûn.

CELEBRACIONES Y DÍAS SAGRADOS

Los clérigos de Waukeen rezan para sus conjuros justo antes de la puesta del sol. Sus rezos empiezan arrojando una moneda en un cuenco ceremonial o en una masa de agua.

La fe de Waukeen cuenta con numerosas celebraciones y festivales. Cada templo tiene sus propios festivales o celebraciones. Éstos suelen ser muy variados, incluyendo procesiones, sermones o recitales de himnos a la diosa. Sin embargo, cualquier importante de fieles de Waukeen lleva a cabo los Doce Altos Festivales que son una docena de celebraciones, que tiene lugar a lo largo de todo el año:

El 15 de Mazo tiene lugar el Confortable Recuento Frío que honra a la contabilidad pues es durante estas fechas cuando se llevan a cabo cuentas en numerosos negocios.
El 20 de Alturak el Gran Tejido que honra a la industria textil y recibe su nombre por el hilar de tapices que se lleva a cabo en todas las casas ricas y en los talleres durante el invierno.
El 30 de Ches la Gran Moneda que honra a la riqueza. En esta celebración se lleva a cabo un banquete en donde acólitos, acompañados de fanfarria de trompetas celebran a los ricos por haber conseguido tanta riqueza. Después, se hacen ofrecimientos para el próximo festival.
El 19 de Tarsakh la celebración de las Esferas donde se honra la generosidad. Durante este festival se crear esferas de vidrios rellenas de monedas y de gemas que después, una vez solidificado el vidrio, son lanzadas en catapultas a la ciudad para repartir sus riquezas.
El 12 de Mirtul Sammardakh para honrar a los benefactores de la iglesia. La celebración recibe su nombre de mercader que ayudó a la iglesia en su etapa inicial comprando una ciudad entera, Tsabran, situada antaño al sureste de Airspur en al costa de Chessentan, y que la entregó a la iglesia de Waukin.
El 21 de Kythorn el Broquel Brillante para honrar la buena riqueza. Esta fiesta esta marcada por la celebración de un banquete y por los discursos de los clérigos de Waukin que insisten en la riqueza que crece y que se extiende por las tierras bajo el influjo de la iglesia.
Del 3 al 5 de Flamarul Sornyn para honrar la realización de tratos y discutir nuevos tratados. Durante esta celebración mucho vino es consumido cuando “mi enemigo se convierte en mi hermano”.
El 17 de Eleasias Huldark para honrar la prodigalidad y en la que los clérigos de Waukin se dedican a plantar nuevas plantas y frutales con tal de renovar e incrementar la riqueza de la naturaleza que sustenta a todo el mundo.
El 7 de Eleint Espryndalstar para honrar la magia y el bien que hace para fomentar la riqueza de todos. Los clérigos de Waukin pagan a magos para que lancen conjuros para distraer a la gente en espectáculos.
El 1 de Marpenot Marthoon para honrar los guardias. Durante este día se dan regalos de oro y los grandes templos de la fe ofrecen un retiro a un afortunado soldado dándole diez veces su peso en moneda común.
El 10 de Uktar, Tehennteahan, o la Noche del Martillo y Clavos, en donde se honra a las creaciones de aquellos que trabajan con sus manos y no con la magia, como por ejemplo los herreros. Durante esta celebración se muestran las creaciones o innovaciones realizadas en los diferentes campos. La iglesia compra los derechos de ciertas innovaciones o invenciones con una habitación llena de oro. Esta habitación suele ser una de la casa del inventor y la iglesia la llena con monedas de oro.
El 25 de Noctal Orbar para recordar los males del exceso y el lado oscuro de la riqueza. Se llevan a cabo rezos por aquellos que han enloquecido codiciando la riqueza, por los que han muerto en aventuras o trabajando (como mineros por ejemplo). El público es invitado a un Banquete de la Vela donde mercaderes amados son recordados con orgullo y donde la iglesia recuerda que tiene poder para perseguir a los ladrones y que no dudará en usarlo.