Bosque de Wealdath

El mayor bosque de la costa de la Espada ha sido siempre fuente de misterios, supersticiones y temor entre los humanos de Tethyr durante generaciones enteras. Desde el mortal accidente del Rey Errilam, los humanos han perseguido y cazado elfos, y el odio entre ambas razas es grande. Pese a ello, los elfos y la nueva monarca de Tethyr han hecho tentativas de caminar hacia la paz, y los elfos de la corte aprenden que no todos los humanos son enemigos genocidas de los Or´Tel’Quessir.

Los comentarios en la Corte del Portavoz de los Árboles han revelado que los elfos se refieren al bosque como Tethir, debido al antiguo héroe elfo, y Wealdath, que significa el Bosque Sin Expolio, algo que desean que siga así. Aunque siempre ha habido leñadores y granjeros en sus límites, ningún humano ha penetrado jamás en su corazón, ni siquiera durante las brutalidades cometidas en el Año de la Oleada por el odiado Bunlap. La ortografía del nombre del bosque ha confundido a muchos a lo largo del tiempo, dado que los humanos insistían en darle el nombre del país al bosque, mientras que los elfos utilizaban el nombre de su héroe para referirse a todo el país. Ahora, el bosque es llamado Wealdath, aunque la mayoría de la gente al norte de Amn todavía lo llama bosque de Tethir.

La espesura de este bosque es menos densa que en Mir, teniendo una mezcla de árboles, desde robles y cedros hasta arces y alerces, todos de edades y especies variadas. Unas pocas zonas de la parte norte-centro y a lo largo del camino del Comercio presentan árboles que fueron trasplantados aquí por los Elmanesse que llegaron como refugiados de Cormanthor después de la caída de Myth Drannor. Las áreas más espesas se hallan a 4 millas de profundidad a lo largo del camino del Comercio, para proteger el bosque interior de la exploración o penetración de los extraños. En el centro del bosque hay árboles anteriores a la fundación de Tezhyr por los Ithal, y más que fueron transplantados de Cormanthor. Pocos humanos recuerdan que las sequías de finales del décimo siglo en el Cómputo de los Valles provocaron pequeños incendios forestales que destruyeron algunas partes del bosque central. Pero esa tragedia abrió zonas del conglomerado original de árboles y permitió a árboles más jóvenes crecer al recibir mayor luz solar, y nuevos claros se han convertido en bellos lugares llenos de paz y tranquilidad.

Los árboles no son la única vida vegetal en el interior del bosque: Wealdath mantiene muchas variedades de arbustos de bayas, hiedra trepadora y flores. Arroyos y estanques aportan la presencia única de nenúfares y otras plantas singulares.

Aparte de los elfos Sulôcaso y Elmanesse, el bosque es hogar de muchas dríadas, duendes, centauros, sátiros y faunos, y muchas otras razas benéficas de los bosques. Sin embargo, también hay muchos peligros en su interior debido a la presencia de osgos, ogros, gnolls, lobos, unos pocos licántropos, arañas gigantes y algunos dragones y dracos. Aunque los humanos han sido siempre la mayor amenaza para la supervivencia de los elfos en esta región, hay muchos enemigos que acechan bajo la sombra de Wealdath.

Historia, trasfondo y mentalidad

Los elfos han vivido en las tierras boscosas de Tethir durante siglos, haciendo presa incluso en la gran civilización enana de Shanatar, pero su número ha quedado muy diezmado a lo largo de los milenios. Cuando los actuales bosques de Mir, de Tethir, de las Sombras y de la Serpiente eran uno solo, en esta masa forestal vivían siete grandes tribus de elfos, totalizando más de medio millón de Tel´Quessir. Hoy en día el Bosque de Tethir alberga al mayor asentamiento superviviente de elfos de los bosques en toda las Costa de la Espada, aunque su número se halla diezmado, no superando los 20.000 habitantes. Durante y después de la caída de Myth Drannor, algunos elfos que escaparon de la masacre huyeron y se cobijaron bajo las ramas del bosque de Tethir. Sólo dos tribus élficas, la nativa de los Sulocasô y la inmigrante de los Elmanesse, componen la estructura social de los elfos de Tethir, y su actitud hacia las otras razas vecinas es de cautela como poco.

En lo que se refiere a la raza humana, el accidente del Rey Errilam supuso el comienzo de la caza indiscriminada de elfos por parte de humanos. Esta actitud fue seguida por los últimos tres reyes de Tethyr, que aprobaron la persecución de los elfos y la destrucción de sus bosques, y que tuvo su cénit con el odiado Bunlap, que durante el año de la Oleada llevó a desagradables extremos las matanzas y cacerías sobre el pueblo élfico , y, a pesar de que la última reina de Tethyr está tratando de caminar hacia la paz con el beneplácito de cierto sector de la comunidad élfica de Wealdath, lo cierto es que el pasado es difícil de borrar y sigue vivo y muy presente en los corazones de los elfos del bosque. Así las cosas, la presencia de humanos bajo las ramas de los árboles o entre los arbustos de Wealdath, no es bien recibida, si bien es cierto que, gracias a la actitud de la nueva monarca de Tethyr, ya no son reducidos por la fuerza aquellos que osan atravesar los lindes del gran bosque... simplemente son invitados a abandonarlo.

Ningún humano, jamás, ha tenido la oportunidad de ver el corazón de Wealdath, cuya traducción del élfico sería el Bosque sin Expolio, donde sus altas ramas reposa la ciudad de Suldanessellar.

Los semielfos son raros pero aceptados por la mayoría de los humanos, aunque son tratados con suspicacia (y a veces con odio) por los elfos. Hay excepciones, como las que se producen con los niños nacidos de las uniones entre elfos y los druidas de Musgolito, o las de aquellos cuyas acciones personales y heroísmo prueban su honor e integridad ante los mismos elfos (Premio DM a semielfos).

Estructura Político/Social de Wealdath

Los elfos silvanos y verdes de Wealdath nunca han tenido una férrea estructura que los gobierne, su liderazgo está formado por los dos grandes clanes (Elmanesse y Sulocasô) y un único representante, el Portavoz de los Árboles, "El Rotormir" que ejerce de representante de todos los elfos del Bosque así como la voz del pueblo. Sin embargo, hay una figura dentro del bosque aún por encima del Rotomir y es Ellesime, la mística reina de los elfos. Una figura inmortal venerada casi como a una diosa no sólo por los elfos sino por todas las razas silvanas del bosque. Ella, junto al árbol de la vida, es el gran motivo por el que Suldanessellar se haya convertido en un punto de encuentro y peregrinación en este enorme bosque.

Los elfos, poco acostumbrados a los cargos políticos y la diplomacia han tenido que ceder y organizarse con mayor profundidad en el último siglo debido a los continuos ataques provenientes de los anteriores gobiernos de Tethyr que diezmaron su población, la aparición de diferentes corrientes ideológicas sobre el trato con los humanos y sus reinos fronterizos ha sido sobre todo el mayor punto de desencuentro entre los elfos en la última década, profundizado por la alianza que han firmado "recientemente" los elfos de Wealdath con el gobierno de Zaranda. Dicha alianza ha permitido una paz temporal con Tethyr y la capacidad de tener voz y voto en el consejo de la Reina Tethyriana. Dicho tratado divide el bosque de Wealdath en dos ducados de Tethyr -Durmista y Noromath- gobernados por sus respectivos Duques.

El Consejo de la Reina que gobierna Tethir de facto está dirigido por siete miembros divididos en los clanes de Elmanesse (con cuatro miembros) y Sulocaso (con tres miembros).

La Coronal Ellesime

Coronal (o reina) del Bosque de Wealdath, de los elfos y de todas sus razas silvanas, Ellesime es para muchos una propia diosa, de hecho su belleza es a menudo comparada con la de una. La juventud de la coronal es conservada gracias al Árbol de la Vida, y como tal, es muy difícil determinar su edad. Ellesime ha perdurado como coronal más allá del nacimiento de todos y cada uno de los elfos que pueblan Wealdath, los más sabios calculan que debe tener más de mil doscientos años, pero cualquier aproximación real sobre su edad es pura ficción.

Ellesime vive en el palacio de Suldanessellar, edificado en el corazón del Árbol de la Vida y casi nunca sale de él. Las escasas ocasiones que se deja ver viste siempre con prendas que muestran su cuerpo esbelto y delicada figura, ropas hechas por hojas y otros materiales silvestres. Ellesime es además una poderosa hechicera o al menos eso se deduce por sus increíbles adivinaciones pues, salvo en esto, Ellesime nunca muestra su auténtico poder..

En las últimas décadas la imperturbable y sin mácula trayectoria de la Coronal Ellesime se ha visto afectada por un hecho que afectó terriblemente a todos los elfos del bosque y en especial a todos aquellos que viven en Suldanessellar. Su relación amorosa con el poderoso hechicero elfo conocido como Joneleth se vio truncada por la ambición y deseo de poder de éste último. Cuando se descubrieron sus investigaciones nigrománticas y sus verdaderas aspiraciones, ascender al grado de una divinidad, fue la propia Ellesime quien lo desterró del bosque y prohibió que su nombre volviera a ser usado, borrando su recuerdo y destruyendo todo aquello que lo identificara.

Sin embargo, Joneleth volvió a los pocos años bajo el nombre de Jon Irenicus -Irenicus significa venganza en élfico- y soltó el avatar de Bhaal en mitad de la ciudadela élfica. Mientras los elfos lo combatían, él robó parte de la esencia del Árbol de la Vida intentando culminar su plan para ascender a divinidad, sin embargo su plan fracasó cuando el propio hijo de Bhaal lo derrotó en el interior del árbol de la vida y desterró a algún lugar de los Nueve Infiernos.

El Concilio de la Primavera

Debido a la naturaleza libre e independiente de los elfos muchas de las decisiones cotidianas se resuelven de forma democrática donde la opinión del Pueblo prevalece. Es en los asuntos más importantes, como todos aquellos donde interviene la nación élfica, su raza y la integridad de su hogar que son resueltos por la Reina y su Consejo con el fin de preservar el futuro de las generaciones venideras.

El Concilio de la Primavera son foros públicos y regionales en el que participan los elfos de Wealdath y debaten los asuntos de menor envergadura que conciernen a sus habitantes, con el fin de no saturar de peticiones al Consejo de la Reina. En este foro se debaten todo tipo de peticiones, desde pequeñas disputas económicas, movimientos militares menores, relaciones diplomáticas de pequeña envergadura, etcétera. Solo los elfos que han alcanzado la madurez participan y tienen voz y voto en los concilios. A todos los elfos forasteros recién llegados se les pide un tiempo de adaptación hasta su llegada y aunque se les permite participar escuchando y opinando no pueden votar hasta que ha pasado al menos dos años desde su llegada. Algo parecido sucede con los semielfos, que a pesar de poder escuchar e intervenir nunca han podido votar.

Todos los concilios están presididos por un Cinnaess o ‘Portador de la Paz’ que hacen el papel de moderadores en el debate y contadores de los votos efectuados. Los Cinnaess tienen la capacidad para retirar la voz de un elfo durante el debate si este se ha sobrepasado con insultos o negado a cooperar en el diálogo. Pero nunca pueden eliminar su voto. Todo pleno debe tener la aprobación de un Cinnaess para poder ser presentado hasta el Consejo de la Reina y tenga una validez legal, aunque este último paso es solo un formalismo. Los propios Cinnaess tienen derecho a voto, pero no está bien visto que se impliquen directamente en el debate debido a su papel como moderador. Además cada concilio debe tener mínimo un quorum de 5 personas para ser válido.

El Concilio de la Primavera

Coronal (Reina) [PNJ]: Coronal Ellesime. (NB Elfa silvana Alma predilecta 30, Elegida de Rillifane)

Portavoz de los Árboles (Dendravoz de la Coronal) [PNJ]:"El Rothomir" (CN Elfo silvano Druida 25 de Rillifane). Es el dendravoz de la Coronal y también máximo exponente de la fe de Rillifane. El voto del Portavoz de los Árboles vale doble en caso de igualdad.

Consejo de la Coronal:[PNJ]: Los Portavoces de los Clanes más importantes de todo el Bosque de Wealdath. El consejo se encarga de dirimir los asuntos más importantes para los elfos. Así como juzgar los crímenes más graves (posibles penas de muerte o destierro entre los elfos) y dirimir el futuro de los elfos.

  • Allain Kevanarial: Elfo Silvano, Neutral Bueno, Explorador/Hechicero/Arquero Arcano
  • Annelwin Toralynnsyr: Semielfa Silvana, Legal Buena, Exploradora de Mielikki/Tiradora de la Espesura
  • Kivessin Sultaasar: Elfo Silvano Neutral Maligno Pícaro/Guerrero/Asesino
  • Korrigash Bastón de Roble: Elfo Silvano, Neutral Bueno, Explorador de Rillifane
  • Mirthal Aendryr: Elfo Silvano Neutral Auténtico, Mago/Pícaro/Bribón Arcano
  • El Rhothomir: Elfo silvano. Caótico Neutral, Druida de Rillifane
  • Uevareth Dhorinshyl: Elfo silvano. Caótico Neutral, Druida de Riillifane

Las jinetes del Roble:[PNJ] Las guardianes de la Coronal. Un grupo reducido de guerreras jinetes de los pocos unicornios restantes en el Bosque de Wealdath. Son las encargadas de proteger a la Coronal.

Armathors [PNJ]: Los guardianes del consejo. Todos son sin excepción Hojacantantes que han prometido dedicar su vida a la protección a los líderes de los clanes.

Cargos políticos de Suldanessellar

♦ Dendravoz ‘Embajadores’ (3 embajadores):Los embajadores mantienen reuniones con otros embajadores o representantes políticos de las naciones u organizaciones vecinas ya sean humanos o de otras razas aliadas (o no enemigas). Teniendo especial relación con Amn y Tethyr pero también ejerciendo el papel de diplomáticos con Murann para evitar tensiones.

♦ Cinnaess ‘Portador de la Paz’ (3 jueces)El término equivalente a los humanos sería ‘Juez’. Los Cinnaess hacen de mediadores en los Concilios de la Primavera. Los Cinnaess cumplen el papel de 'Alguacil' en los territorios élficos cuando el culpable es un no-elfo siguiendo la tradición tethyriana de los juicios [Ver en Tethyr: Ley y Orden]

♦ Olin Gisir ‘Guardián de los Secretos’: (3 guardianes)Los sabios son aquellos elfos más antiguos y conocedores de la historia y las costumbres del pueblo. Encargados de hacer conocer y aprender a los más jóvenes los valores, costumbres y cultura élfica. Se encargan también de velar por el buen funcionamiento de las Bibliotecas de Wealdath
Competencias propias:

  • Velar por la perpetuidad a los elfos más jóvenes o que no han tenido contacto con la sociedad élfica de la cultura del Pueblo.
  • Dirigir expediciones élficas relacionadas con los antiguos imperios o reinos, buscando objetos u tesoros élficos.
  • Control de las Llaves de la Biblioteca Real. Solo se puede acceder con ellos y con su permiso.
  • Velar por las antiguas tradiciones élficas. Su voto vale doble en cualquier asunto que tenga que ver con la tradición élfica

El Árbol de la Vida

Si bien muchas ciudades élficas poseen un Mythal para protegerlas, Suldanessellar posee el Árbol de la Vida. Regalo del propio Rillifane, patrón del bosque, a los elfos de Wealdath. El Árbol de la Vida es mucho más que el árbol más grande y anciano de todo el bosque, pues se comporta también como una fuerza sobrenatural que protege a los elfos de enemigos externos.

La ciudad de los elfos, Suldanessellar se ve envuelta en un campo de invisibilidad que nace desde la linterna de Rillifane, oculta en el templo de esta deidad en las ramas más altas del árbol de la vida y se extiende por todos y cada uno de los altos árboles de su alrededor, impidiendo que los no elfos puedan ver la ciudad arbórea. Además de ésto el árbol de la vida controla a una gran cantidad de Ents y defensores feericos del bosque que acudirían a su llamada en caso de que éste fuera amenazado.

Los clanes

El Clan Elmanesse

El Clan Elmanesse dirigido por cuatro grandes casas - Rhotormir, Kevanarial, Bastón de Roble y Toralynnsyr- y siete casas menores es un clan de inmigrantes venidos sobretodo desde Cormanthor tras la caída de Myth Drannor y dirigidos por el anciano Rhotormir, Portavoz de los Árboles, líder del Consejo de la Reina. Los Elmanesse viven y gobiernan la zona central y occidental del Bosque de Tezhir, conocida como Noromath el “Legado del Norte” o el "Bosque del Amanecer" en el pasado, donde la mayoría de sus árboles más altos conocidos como leñocasos han sido trasplantados desde Cormanthor.

El Clan Elmanesse llegan a un número cercano a los 73.541 elfos (mayoría silvanos, salvajes y lunares testimoniales).

El Clan Sulôcaso

El Clan Sulôcaso protege y vela por los intereses de la parte más oriental de Wealdath o el Bosque de Tezhir, denominada recientemente Durmista por el Rhotomir era conocida en el pasado como el Bosque del Crepúsculo. El Clan Sulôcaso está formado únicamente por nativos de Wealdath y es por ello que todos son elfos silvanos y salvajes. El clan Sulocaso ha quedado reducido a las tres familias nobles menores de Aendryr, Sultaasar y Dhorinshyl y multitud de familias menos relevantes. Pero se dice que este clan es el heredero original de los héroes Tethir y Keltormir. Como tribu nativa original de este bosque, en el pasado su número superó las dos veintenas de familias. Muchas de las familias fueron diezmadas durante las persecuciones de la última centuria emprendidas por la realeza de Tethyr. Con la unificación de las tribus y la paz con el nuevo gobierno de Tethyr sus posibilidades de sobrevivir son mucho mayores, aunque será aún duro y el resquemor hacia los humanos aún perdura en el seno de los Sulôcaso.

El Clan Sulocaso llega a un número cercano a los 39.599 elfos (mayoría de elfos silvanos y salvajes)

Elfos de Siempreunidos

En las últimas décadas la Reina de Siempreunidos ha estado muy pendiente de la superviviencia de los elfos silvanos y criaturas silvanas del Bosque de Tethir. Enviando destacamentos militares de elfos lunares dirigidos por Arilyn Filo Lunar al bosque que se han asentado alrededor del Claro de la Luna. Estos elfos lunares militarizados son contrarios a la alianza o amistad con los humanos de Tethir intentando centrar sus objetivos en ampliar la influencia del Bosque al Este, por este motivo han entablado una relación estrecha con el Rhotormir quien les concede amplios privilegios.

  • Capitán Uevareth Korianthil Elfo Lunar, Caótico Bueno, Guerrero/Mago. Este elfo llegado de Eterniôn es el comandante principal de la pequeña fuerza atrincherada cerca del Claro de la Luna. Su resistencia incondicional a cualquier alianza o amistad con humanos hace que el Portavoz Rhothomir parezca un partidario de aquéllos.
  • Señor Jhaan Ahmaquissar Elfo Lunar, Caótico Bueno, Mago. Este elfo de Eterniôn fue también enviado aquí con las fuerzas de protección del Claro de la Luna. Un inveterado buscador de curiosidades y estudiante de magia, ha entablado amistad con el Conde Gamalon Idogyr y su familia, para gran sorpresa de sus camaradas. De todos los elfos de Eterniôn, Jhaan es el único que resulta accesible para la corte de Tezhyr.

Los soldados de Siempreunidos y sus familias llegan a un número cercano a los 250 elfos (mayoría de elfos lunares y algún elfo solar testimonial)


Las siete grandes casas

Las siete grandes casas forman el núcleo de poder en el Wealdath pues sus siete líderes representan a los elfos en el Consejo de la Coronal.

Casa de Rhotormir

Los Protectores del Árbol de la Vida. La casa Rhotormir es la más antigua y numerosa de todo el Clan Elmanesse, como el resto del clan la casa Rhotormir tiene sus primeros días en el esplendor de Myth Drannor y fue de las primeras en llegar a Suldanessellar tras la caída de la misma, trayendo consigo la mayoría de los grandes árboles que rodean el camino de comercio, la mayoría transplantados desde Cormanthor.

El Clan Rhotormir tiene una poderosa tradición con los Seldarine y la mayoría de sus altos miembros destinan su vida a la adoración de los Seldarine en especial Rillifane, su nuevo patrón en el bosque de Wealdath..

Clan: Elmanesse(Silvanos)
Lugar de residencia: Ducado de Noromath.
Líder:

  • Rhothomir (Caótico Neutral, Druida de Rilifein); El Rhothomir, Dendravoz de la Reina Ellesime, jefe de clan y anciano de los Elmanesse y Portavoz de los Árboles (Sumo Sacerdote de Rilifein). Este noble elfo entiende como conducta regia propia de un líder lo que otros ven como simple arrogancia terca. Alto y solemne, con más de 300 inviernos a sus espaldas, este elfo es aún bastante joven en los baremos de su raza y su postura de “los elfos primero” que tan a menudo exhibe frente a los embajadores humanos o en el Consejo de su Majestad irá cediendo cuando aprenda más de los humanos y a dejarse un poco más corto su largo y castaño cabello.

Otros nobles:

  • Hurón / Shalana O Rhotomir (Caótica Buena, elfa Guerrera/Pícara); Hermana menor del líder del clan Rhothomir, Shalana sabe mucho sobre los humanos, pero eso incrementa su desconfianza. Se convirtió en “Hurón” en la Escuela del Sigilo y hace uso de sus habilidades para eliminar a los enemigos de su pueblo. Planea casarse con el Duque Kevanarial dentro de los próximos diez años, dado que han sido prometidos casi desde su nacimiento como los vástagos de las dos principales familias de los elmanesse.

Casa de Kevanarial

El dolor de la caída de Myth Drannor aún perdura en el recuerdo de muchos elfos de esta casa, pese a que ninguno de ellos llegara a conocer su esplendor. Defensores del pueblo, esta casa ha dado desde los tiempos de Myth Drannor una gran cantidad de guerreros y arqueros de excepcional habilidad y valor.


Clan: Elmanesse (mayoría silvanos y minoría lunares)
Lugar de residencia: Ducado de Noromath
Líder:

  • Allain Kevanarial (Elfo Silvano, Neutral Bueno, Explorador/Hechicero/Arquero Arcano); Duque de Noromath, Señor de los Arqueros de Su Majestad y de la familia Kevanarial. Conocido por sus amigos como Candela por su cabellera bermeja, este señor elfo de más de 200 años de edad es indudablemente el mejor arquero de entre todos los elfos de Wealdath. Es un Elmanesse de tercera generación que huyó de la destrucción de Myth Drannor para reasentarse en este lugar. Su título de duque carece de significado para él, pero carga con la responsabilidad de ser uno de los dos elfos presentes en la corte de forma admirable y tranquila, proporcionando a menudo la voz de la razón y el compromiso para mitigar la terquedad del Portavoz de los Arboles. Este comportamiento es una sorpresa para los humanos, que le consideran ante todo un líder guerrero.
Casa de Toralynnsyr

La Casa de Toralynnsyr puebla los alrededores del Mytharan, el corazón del bosque y los alrededores de Suldanessellar, siendo su principal tarea el contener la horda de muertos vivientes y los avances del peligroso liche humano conocido como Mallin hacia el resto del bosque. Una pequeña capilla a Solonor adorna los salones de la casa Toralynnsyr que desde sus inicios lo ha venerado por encima del resto de Seldarine.


Clan: Elmanesse (Silvanos)
Lugar de residencia: Ducado de Noromath
Lider:


  • Annelwin Toralynnsyr (Legal Buena, semielfa, Exploradora) es la mujer de Katyr, oriunda de Brost, y miembro pleno de la tribu elmanesse, pese a su estatus de semielfa. Es una sobria guardiana de los animales pequeños de Tezhir, que cura a las criaturas heridas y trata con dureza a los cazadores y aventureros irresponsables que encuentra en el bosque.
  • Katyr Toralynnsyr (Neutral Bueno, elfo, Exporador) es un explorador de la tribu elmanesse, aunque a menudo actúa como guía para viajeros perdidos, sobrepasando silenciosamente los límites del bosque en tiempos de necesidad. Él y su mujer Annelwin también vigilan el camino del Comercio al norte de Musgolito de la presencia de cazadores furtivos y creadores de problemas. Es mudo, pero usa un lenguaje simple de signos que su mujer traduce a los demás.

Casa Bastón de Roble

La Casa Bastón de Roble dirige la actividad de Suldanessellar y tiene gran influencia debido a su regencia sobre la ciudad de los elfos.


Clan: Elmanesse (mayoría silvanos y minoría lunares)
Lugar de residencia: Ducado de Noromath
Líder:


  • Korrigash Bastón de Roble (Neutral Bueno, elfo, Explorador). Este elfo taciturno ha sido siempre el mejor amigo de Fuego Rojizo. Como miembro más viejo de la casa Bastón de Roble, el siguiente más grande ya sea entre los elmanesse o los sulôcaso, Korrigash fue elegido líder de Suldanessellar. Dirige el asentamiento bien, estableciendo ciertas reglas sobre la caza e iniciando relaciones comerciales con los granjeros humanos situados en los alrededores del bosque para abastecerse de grano y otros artículos, para gran disgusto del Portavoz de los Árboles.
  • Tamara Bastón de Roble (Legal Buena, elfa, Exploradora). Esta tranquila guerrera elfa es la hermana pequeña del jefe de Suldanessellar, y gemela de Tamsin. Aunque disfruta recorriendo el bosque, se ha asentado algo desde que es la ayudante del jefe Korrigash.
  • Tamsin Bastón de Roble (Caótico Neutral, elfo, Guerrero). Un personaje raro, Tamsin es todo lo que no es su hermana: tosco, impetuoso, impaciente y propenso a enfadarse. Con todo, disfruta de la vida como un guerrero errante en el bosque, cazando monstruos y manteniendo a salvo a los suyos. A diferencia de su héroe Fuego Rojizo, evita a los humanos siempre que puede.

Casa de Aendryr

La mayor casa del Clan Sulocasô, los Aendryr son junto a los Dhorinshyl los elfos nativos más antiguos de todo Wealdath, hecho que se demuestra en la altivez de muchos de sus miembros y su férrea defensa del bosque y de todo aquello que les rodea. Los Aendryr patrullan el sur y el este de Wealdath y tienen una larga tradición de magos entre sus filas, se dice que entre sus miembros hay sangre de aquellos altos magos que encerraron a Calim y Memmon en su prisión de cristal.

Clan: Sulôcaso (Silvanos y Salvajes)
Lugar de residencia: Ducado Durmista y Suldanessellar
Líder:

  • Mirthal Aendryr (Neutral Auténtico, elfo, Mago/Pícaro), Señor de Aendryr y Anciano Sulocasô, Duque de Durmista, Señor de los Exploradores de Su Majestad. Mirthal es bajo para ser un elfo (sólo cinco pies de altura) y su voz tranquila y melodiosa no es lo que la gente espera de un elfo de su posición. Debido a ese concepto erróneo, sus oponentes bajan la guardia, y su talento para la diplomacia a menudo acaba con los conflictos mucho mejor que como en el pasado lo hacían su daga y conjuros.

Casa de Sultaasar

La casa Sultaasar ha sido, probablemente, la más mermada ante los asesinatos de los antiguos reyes y bajás de Tezhyr y Zazesspur que practicaban la "caza" con los elfos de su especie. Esto ha generado un odio y un recelo mucho mayor que en el resto de clanes, los Sultaasar son un clan guerrero, que patrulla el peligroso ducado Durmista, siempre plagado de una gran cantidad de monstruos.

Clan: Sulôcaso (elfos silvanos y salvajes)
Lugar de residencia: Ducado Durmista
Líder:


  • Kivessin Sultaasar (Neutral Maligno, elfo, Guerrero/Pícaro) Conde de Durmista, Señor de Sultaasar. Este elfo Sulôcaso es el líder de su propia familia desde hace 170 inviernos, y su odio hacia los humanos es casi tangible. No está de acuerdo con el líder del clan Sulôcaso (el Duque Aendryr) y busca formas secretas de vengarse de los humanos por las pérdidas de sus parientes y otros elfos.

Casa de Dhorinshyl

El misticismo rodea la casa Dhorinshyl, quizás la casa elfa más antigua de todo Wealdath. Aunque no muy numerosa, los elfos Dhorinshyl poseen un poder ancestral que les une a la naturaleza. Es, sin duda, la casa élfica con más druidas y más poderosos de todas. Recelosa hasta el extremo, casualmente los Dhorinshyl no poseen más recelos para relacionarse con otras razas que con otros elfos y se les puede ver en alguna ocasión en Brost o Musgolito. Sin embargo, esto no significa que se relacionen con otras razas, ya que su contacto social es casi inexistente.

Clan: Sulôcaso (elfos silvanos y salvajes)
Lugar de residencia: Ducado Durmista
Líder:


  • Uevareth Dhorinshyl (Neutral Auténtico Druida) El segundo druida del Bosque de Wealdath después del Rothormir.

Myth Rhynn

Este lugar se encuentra entre las ciudades más antiguas de los Reinos cubiertas por un mythal. Ni siquiera los elfos conocen su edad exacta. Fue creada durante la cúspide de la civilización de Keltormir, convirtiéndose en la Ciudad Mausoleo de aquel imperio. Cuando los elfos caían luchando contra dragones, gigantes, enanos o cualquier monstruo, eran llevados aquí, en mitad de una sombría ceremonia, y enterrados dentro de grandes sepulcros. El mythal era para proteger a sus espíritus y permitirles descansar entre los árboles que tanto amaban. Dadas las corrupciones de los nigromantes incluso entonces, uno de los poderes primarios de Myth Rhynn era evitar que los muertos fuesen animados o alzados de sus tumbas; y también era uno de los pocos lugares seguros durante el ataque de algún dragón, pues el mytal estaba preparado para resistir la embestida de cualquier dragón. Ahora, siglos más tarde, la Ciudad Mausoleo descansa en el corazón de los bosques Mytharan, con su sangrante magia de myhtal introduciéndose en los árboles y terrenos de alrededor, corrompiéndolo todo tras haberse degenerado con el paso del tiempo. Los otrora respetuosa y cuidadosamente mantenidos caminos se hallan ahora rebasados por los árboles que crecen sin control, sus ramas negras y retorcidas como si fuesen garras. Las enredaderas e hiedras (con flores púrpuras y rojas nunca vistas en otro lugar) han invadido todas las tumbas, estatuas, calles y pilas conmemorativas, aunque la fuente central aún bombea agua y permanece limpia de vegetación.

Las únicas criaturas activas e inteligentes en las ruinas de Myht Rhynn son cuatro fuegos fatuos y un mago muerto viviente que se llama Mallin. Los fuegos fatuos se mueven por la zona occidental de la ciudad, dejando el resto para Mallin. Antiguamente confinado por una hechicera de Chessenta, Tashara de los Siete Cráneos, Mallin fue lanzado a las profundidades de Tethyr y las ruinas de Myth Rhynn cuando Tashara fue destruida por el dios Azuth en el Año de la Majestad (760 CV). Más de 600 años después, el cráneo y las esqueléticas manos de Mallin han conseguido la habilidad de afectar al mytal, como éste ha afectado a Mallin. Éste tiene control absoluto sobre todos los muertos vivientes dentro del mytal; los elfos muertos no pueden ser afectados, pero otras criaturas muertas en su interior se convierten en zombis y esqueletos. Mallin tiene auténticos enjambres de esqueletos y zombis humanos y animales a su mando.

Bajo ninguna circunstancia ningún elfo se aventurará a menos de 91 metros de los límites de este lugar. En su interior, los elfos sienten fuertes náuseas como poco, y a medida que se acercan a la fuente central más enfermos se irán encontrando (-1 a todas las pruebas de habilidad y tiros de salvación por cada 91 metros que penetren en la zona del mythal). Mallin puede detectar cuándo entra un elfo en el área del mythal y teletransportarse inmediatamente.